LIBROS NO TERMINADOS

Hay libros que te vencen, por malos, por aburridos, por no cumplir sus expectativas, incluso por no llegar en el momento adecuado, y llegado a un punto es mejor abandonarlos, rendirse, porque bastantes libros hay en el mundo como para perder el tiempo limitado que tenemos en obligarnos a terminar los que no nos gustan.


2016

1. El guardián entre el centeno - J. D. Salinger  novela - páginas leídas 122 de 279
Supongo que el libro es demasiado infantil para mí, que he llegado demasiado tarde a él, no me ha gustado nada, de hecho me ha parecido insoportable, y por muy clásico que sea yo creo que está sobrevalorado.

2. Grecia - Irene X  poesía - páginas leídas 145 de 311
Es una completa pérdida de tiempo. Aburrido, repetitivo, tedioso, trescientas páginas de basura romántica y juegos de palabras y metáforas simplonas. El libro ha podido conmigo. Esto no es poesía, es verborrea lírica.

3. Muero por dentro - Robert Silverberg  novela - páginas leídas 91 de 249 
También he leído los dos últimos capítulos. Sin duda no es nada de lo que esperaba. "La novela en la que la telepatía puede tocarse" dicen, y yo la empiezo entusiasmada pensado que voy a encontrar un personaje que lee la mente y sufre por ello y tiene una vida decadente, mucha telepatía y sus consecuencias nefastas, y además está perdiendo su poder, "muere por dentro" dicen, pero no vas a encontrar nada tan interesante en estas páginas, solo un tipo tristón y bastante aburrido que te cuenta su vida mientras a veces lee un poco a las personas y dice "ay, mi poder se desvanece, qué será de mi,..." Nada apasionante. "Una de sus mejores novelas, si no la mejor" dicen, pues pobre hombre, digo yo. Incluso el final es insulso.

4. El país de las últimas cosas - Paul Auster  novela - páginas leídas 60 de 205
No me funciona la forma en que está escrita la historia, es una carta de la protagonista donde cuenta sus desventuras en El país de las últimas cosas, me aburre, tiene mucho potencial como novela pero en este formato de carta me parece que queda simple y muy brusco. Ejemplo: "hay gente que corre hasta morir" pues muy bien pero contado así le quitas toda la gracia, no me gusta. Me aburre la historia y me aburre la protagonista. Esto ha sido un poco como "odio a primera vista" y lo empecé con muchas ganas pero no.

5. La lección del maestro - Henry James  novela - páginas leídas 57 de 113
¿Qué imagináis con ese título? Y en la sinopsis dice: nos muestra la relación entre dos escritores, y gravita en torno a ellos una joven dama como metáfora el amor no consumado. ¿Podría terminarlo? Sí, pero es que me apetece más golpearme el meñique contra la pata de la mesa. Qué aburrimiento, he leído la mitad y no ha pasado NADA, se han conocido los dos escritores y revolotea entre ellos la joven dama con un entusiasmo por la vida agotador. Yo esperaba grandes conversaciones sobre arte, sobre crear, sobre escribir, y supongo que llegará alguna pero ni será "grande" ni llega a tiempo. Y el protagonista es un peñazo pedante y el otro escritor más consagrado va de intensito y super interesante misterioso, pero no dan el pego ninguno. Lo único salvable es la narración, es muy buena, delicada y suave como la seda, pero es que la historia aburre muchísimo, no puede ser medio libro de introducción, bueno, sí que puede, pero yo me rindo.

6. La concubina de Roma - Kate Quinn  novela - páginas leídas 107 de 473
Lo de este libro es un despropósito, no tiene nada que pueda salvar. Yo pensaba: Gladiadores, violencia, amor, mucho drama, me encanta todo, pero no, porque se me olvidaba que puede hacerse muy mal, muy mal. Lo peor es el protagonista masculino, el gladiador, tan típico que da alergia pero lo mejor es que tiene un demonio interior, sí, sí, como la diosa de Anastasia Steele pero en demonio, y le susurraba todo el tiempo que matara a cada persona que se le acercaba ¡pero que quieres hacer, mujer, un personaje torturado e intensito o un esquizofrénico que oye voces y le dicen que mate a todos! Mal, mal, mal, mal, se le ha ido de las manos. Pero con la chica el demonio se calma y le deja tranquilo, solo con ella, solo con verla una vez, ella le da paz, aunque tiene miedo de hacerle daño, claro. Y ella, es tan dramas que da risa, es una esclava maltratada psicológicamente por su dueña y violada por su dueño y se corta llenando una vasija con su sangre como acto poético hacia la muerte porque tiene una deuda con ella. Pero es todo tan cutre, tan mal hecho, que no hay manera de leerlo.

7. Ampliación del campo de batalla - Michel Houellebecq  novela - páginas leídas 54 de 174
Teniendo en cuenta que me habían recomendado este libro como uno de los mejores de Houellebecq podéis imaginar mi tremenda decepción al no soportar leer más páginas. Me gusta su poesía y quería probar sus novelas, he empezado con muy mal pie, me aburre muchísimo, la narración es demasiado simple y sencilla, el protagonista no tiene nada a lo que pueda engancharme para interesarme por él solo es un gilipollas que narra su vida y desprecia a todos los que le rodean cuando él no es mejor, y no sería un problema si fuera un buen capullo pero no llega ni a eso. Se supone que "describe el campo de batalla de la sociedad actual, la sociedad neoliberal, con sus perdedores..." Pero no profundiza en nada, tal vez lo he dejado pronto pero si la historia y el protagonista me aburre y no encuentro lo que promete la sinopsis no voy a continuar por si en la página cien vislumbro algo, paso, hay poco tiempo y muchos libros.


2017

8. El cuento de la criada - Margaret Atwood  novela - páginas leídas 250 de 416
Me ha costado mucho abandonar este libro porque me sentía casi obligada (por mí misma) a que me gustase, es uno de esos libros por los que sientes obligación intelectual de leerlo y disfrutarlo (¿solo me pasa a mí?), la gente ya dice que es/será un clásico ¡y está escrito por una mujer! así que le debía todo mi apoyo y atención, pero se me ha hecho bola en la garganta y me ha sido imposible tragarlo. Me apetecía mucho leerlo pero ha sido muy diferente de lo que esperaba y las expectativas nunca ayudan. Las dos cosas que más me han entorpecido la lectura han sido que es extremadamente lenta y la estructura no lineal, intercala un presente opresivo con recuerdos personales de su vida antes de la dictadura donde va dando detalles de cómo llegaron a ese presente, la profundidad del personaje está muy bien pero cansa y la construcción del mundo es insuficiente, me he sentido confusa y perdida durante toda la lectura cuando intentaba imaginarme ese mundo y, sinceramente, si en la página 250 sigues arrastrándome a sus recuerdos para darme detalles de lo que pasó porque todavía no sé casi nada ya me aburre yo quiero presente y algo de acción, me refiero solo a que el personaje actúe que haga algo más que arrastrarse por la vida como un fantasma y sufrir... Así que el libro llegó a un punto en que me quitaba las ganas de leer y decidí dejarlo porque me aburría mucho. La serie es mejor, un poco lenta y opresiva pero tiene muchos factores a su favor, te sitúa bien y rápido en la historia y el apoyo visual con una fotografía maravillosa lo hace más interesante.