3/5/17

RESEÑAS: Amanecer Rojo + Hijo Dorado


AMANECER ROJO
*primer libro de la trilogía*

Amanecer Rojo es una novela juvenil de ciencia ficción distópica, en algunas cosas se parece a Los juegos del hambre pero después de Amanecer solo puedes pensar sobre Los juegos “qué cursilada más cutre”. Amanecer Rojo es una bomba de acción, drama y buenos personajes con claroscuros.

"En marte crece una flor. Es roja y áspera, apropiada para nuestro suelo. 
Se llama hemanto. Significa Flor de sangre."

Amanecer Rojo se desarrolla en Marte, planeta donde trabajan los Rojos en las minas de helio-3 para conseguir que la vida en el planeta sea posible. La sociedad se divide por colores (que les representan y marcan físicamente), desde los Dorados que son los amos de la humanidad; por algunos considerados dioses, pasando por los Rosas (criados para el placer sexual), Violetas (los creativos y artistas), Grises (personal policial y militar), Azules (pilotos y astronavegantes)... hasta los Rojos, el color más maltratado, millones de personas que viven bajo la tierra de Marte, con una esperanza de vida de treinta años, sin ver la luz del sol, sin lujos, con la comida racionada, y manipulados por una gran mentira para que nunca se hagan preguntas, para que nunca quieran mirar hacia arriba y ver lo que hay fuera.

La sociedad está muy bien construida y representa muy bien la nuestra, es una dictadura de siglos ejercida con control absoluto y manipulación, una sociedad clasista y esclavista, con castigos y premios, tan retorcida por el temor y la violencia que consideran un regalo el simple hecho de no sentir dolor. Los Dorados son adorados y obedecidos desde el terror. Incluso dentro de los Dorados existe una clase superior a todas las demás: los marcados como Únicos, elegidos en su escuela como los mejores y más fuertes Dorados, los reyes de los amos.

Darrow será nuestro protagonista, un Rojo. No es un héroe desde el primer momento, él solo quiere vivir en paz con su familia, sin romper las reglas, sin llamar la atención, sin aspirar a nada más que hacer bien su trabajo y amar a su esposa, y será su esposa quien le empuje hacia la lucha contra una sociedad que ha esclavizado a todos los planetas, a todos los humanos, todo el Sistema Solar. Será su esposa quien vea más allá de las cadenas y quien le obligue a mirar, a comprender, a luchar.

Esta es la parte de la historia que puedo contar: Existe una rebelión llamada los Hijos de Ares, comandada por un misterioso Ares al que todos admiran y siguen pero nadie conoce, y reclutan a Darrow para infiltrarle en el mundo de los Dorados, el cómo es mejor que lo descubráis vosotros mismos, y ser aceptado en la escuela donde les pondrán a prueba para ser Únicos. Si consigue sobrevivir formará parte de la sociedad para destruirla desde dentro.

Este primer libro se centra en su infiltración en la escuela y la prueba que tienen que superar para convertirse en Únicos, casi a vida o muerte (hay una estimación de la cantidad de vidas Doradas que pueden permitirse perder). La prueba consiste en un “juego”: divididos en casas (como hermandades en las que te aceptan según cual sea tu mayor cualidad) y por castillos estilo medieval, aislados pero vigilados, tendrán que luchar y conquistar hasta que una casa gane por fuerza o por estrategia. El final del libro es el final de la prueba.

La sociedad Dorada está llena de crueldad y violencia, entre ellos mismos tampoco tienen piedad ni compasión, son los humanos perfectos en inteligencia, belleza y fuerza, pero carecen de algo importante, algo que han perdido a lo largo de los siglos comportándose como dioses y convirtiéndose en monstruos: la empatía, la humanidad. La mayoría se creen por encima del bien y del mal, ni siquiera tienen religión, no hay nada superior a ellos y su ego. Estar entre ellos es como nadar entre tiburones, cualquier error conlleva la muerte. Incluso aunque no descubran que Darrow no pertenece a su élite está en peligro, tiene que seguir sus estrictas normas sociales sin un solo fallo ni ofensa ante otro Dorado y tiene que ser tan brutal como ellos para sobrevivir a la prueba, a la escuela, y luego a la sociedad.

Darrow está hecho al dolor y al sufrimiento, es un Rojo, ha nacido en la oscuridad, y está lleno de fuerza y de ira, pero también es inteligente, conoce sus virtudes y sus defectos (sí, no es perfecto, se equivoca, aprende, pierde el control...) e intenta siempre hacer lo correcto, jugar el juego pero ser mejor que ellos, porque solo con la violencia no se cambiará nada “la muerte engendra muerte engendra muerte engendra muerte”.

Pero para lo que menos está preparado es para descubrir que no todos los Dorados son monstruos y que necesitará alianzas y apoyo entre ellos, ¿podrá hacer amigos entre enemigos? ¿podrá confiar en el enemigo para ganarse su confianza? ¿podrá estar a su altura sin perderse a sí mismo?

Aunque hay muchos personajes secundarios de los que podría hablar yo quiero destacar a Sevro, no encaja dentro de la élite pero consigue formar parte de ella, es más pequeño y más feo, parece menos inteligente e imponente, y eso le ha convertido en una persona muy introvertida y extravagante, pero hay algo que sí tiene: la brutalidad de los Dorados, es el más salvaje sin perder del todo su humanidad, es hosco y animal, si le desprecian por no ser tan reluciente como los demás entonces será el más repulsivo para desagradar y reírse de todo, pero tiene fondo, tiene mucho más que ofrecer. Tal vez no es el típico personaje que gusta a todo el mundo, es demasiado rudo y antipático, cuesta pillarle el punto, pero a mí me ha conquistado, es mi secundario favorito.

El final del libro no sorprende a nadie porque es una trilogía y Darrow tiene que seguir adelante y ascendiendo, pero para llegar a ese final va a tener que sufrir muchísimo y perder demasiado. La violencia y la brutalidad de la historia me ha sorprendido mucho, tal vez lo repito demasiado pero EN SERIO los libros juveniles suelen ser más calmados y más suaves, pero aquí hay acción hasta el agotamiento y sangre, asesinatos, amputaciones, salvajismo animal, estrategias, traiciones, supervivencia pura y dura.

Sí, es una lectura juvenil, pero también puede satisfacer al público más adulto, con cierta exigencia en todo: trama, personajes, sociedad distópica, incluso estilo del autor. Sabiendo lo que vas a leer, a este primer libro todavía le pesa un poco el género juvenil, pero promete muchísimo y es una lectura emocionante y satisfactoria.

Y entonces.....

Continúa en....

HIJO DORADO 
(sin spoilers)

Y yo ya, después de leer este libro, quiero jurarle mi amor eterno al autor. Ahora mismo estoy muy emocionada porque ayer terminé de leerlo y no puedo dejar de pensar en él, creo que me he enamorado, me he leído sus 630páginas en dos días y medio, y ojalá hubiera tenido tres mil páginas más.

Quiero decir que no soy una gran lectora de ciencia ficción, estoy empezando y me gusta mucho, igual que con la fantasía épica, y podría recomendar libros mejores que estos, como por ejemplo cualquier novela adulta de Brandon Sanderson (aunque tira más a la fantasía), pero no escribo de forma objetiva, escribo con emoción de lo que me apasiona o de lo que odio, solo quiero transmitir mi pasión porque me divierte hacerlo. Así que al escribir reseñas entusiasmada no busco nada más que alargar el placer de la lectura y compartirlo. No soy experta en nada pero sí muy fan de lo que me conquista.

La novela juvenil está infravalorada y, sinceramente, con toda la razón del mundo, porque si ya cuesta encontrar una buena novela en cualquier género si además es juvenil cuesta el triple y esto es una verdad indiscutible. No quiero comparar mucho Amanecer Rojo con Los juegos del hambre, para no quitarle posibles lectores adultos, pero cuando leí Los juegos me gustaron mucho, pasaron los años y mirando hacia atrás veo lo mierda que es toda la historia y los personajes, muy superficial y simplón, y ahora al leer Amanecer he encontrado todo lo que se podía ofrecer en una novela distópica juvenil y lo consigue sin menospreciar el género juvenil. El autor ha hecho un trabajo muy bueno, otros lo han intentado, el gran Sanderson ha escrito una trilogía de ciencia ficción juvenil y no ha estado a la altura porque rebaja mucho su estilo y su talento para encajarlo en un género encasillado, Pierce Brown no hace eso, no se rebaja, no maltrata su historia y sus personajes para que sean “juveniles” y por eso es tan bueno.

Y en Hijo Dorado supera Amanecer Rojo, incluso creo que supera el estigma del género y crece como historia y personajes cada vez más adultos y complejos. Como debe ser, pasan un par de años de un libro a otro (dentro de la historia) y hay que evolucionar y crecer. Ahora mismo estoy haciendo reverencias mentales a Pierce Brown. Gracias, por escribir Hijo Dorado. Y solo con pensar en Mañana Azul, el tercer y último libro, se me acelera el corazón, de verdad.

Ahora hablemos un poco de Hijo Dorado:

"Hic sunt leones."

Creo que Darrow es un personaje muy bien construido, cuanto más le conozco más profundidad tiene, se deja comprender dentro del caos y es fácil empatizar con él y cogerle cariño. Sí, es un personaje hecho para gustar, no es un héroe pero es demasiado perfecto incluso cuando falla, comete muchos errores y, como ya he dicho, tiene claroscuros, aunque carga con tópicos juveniles creo que lo hace con mucha dignidad y personalidad. Incluso la parte romántica que existe y es mínima lo lleva bien, no carga y es creíble, le dan una complejidad realista dentro de que es una parte de la historia muy innecesaria, pero a quienes nos gusta el romance tenemos nuestra pizquita y a los que no tampoco molesta.

También vamos a conocer más a sus amigos que nos acompañan desde primer libro y aparecen nuevos compañeros de aventuras muy interesantes y con mucha fuerza pese a ser nuevos, aunque sean secundarios todos tienen una personalidad muy marcada y diferente entre ellos y todos aportan algo necesario, pero el peso total de la historia recae en Darrow, pese a su carácter distante, porque sigue estando entre enemigos aunque algunos están convirtiéndose en amigos, Darrow tiene un aura que atrapa a las personas que le rodean, tiene mucho carisma, un tanto extraño pero cautivador.

Y cuando aparece mi querido Sevro ya estoy dando saltitos en el sofá con todo el hype, son los mejores, hacen una pareja peculiar y entrañable, los adoro juntos, sacan lo mejor el uno del otro. (lo siento pero la historia de amor no es entre estos dos, me habría encantado pero no, y la verdad es que me parece un gran error que no metan romances entre personas del mismo sexo en libros de cualquier género que no tengan que tratar exclusivamente sobre amor y sobre dramas sociales y salir del armario, quiero romances homosexuales normalizados ya, por favor)

Lo que realmente marca este libro es la acción y la ciencia ficción, tanto que durante doscientas páginas no pude -literalmente no pude- dejar de leer porque no me permitía soltarlo; no había descanso, y mucho drama. Tengo que dar el dato de que lo he leído estando premenstrual, lo que me ha hecho empatizar de una forma un poco exagerada y llorar más de una vez durante la lectura (recuerdo un momento en que le pasa algo bueno, sí, por fin, a Darrow y no pude contener la emoción, no podía seguir leyendo por las lágrimas, ahora me hace gracia pero... maldita regla) pero aun sin el subidón hormonal es un libro trepidante y emocionante y te arrasa constantemente, es como un huracán de acción y emoción.

Amanecer Rojo es más superficial con la ciencia ficción, tiene la distopía social y la tecnología, pero Hijo Dorado profundiza totalmente en ello y con talento.

Dentro de mis pocos conocimientos sobre literatura de ciencia ficción creo que este libro tiene unas cuantas escenas que son la bomba, no puedo contar mucho pero por ejemplo escenas de cómo asaltan naves espaciales, además de la forma más loca porque cuando Darrow tiene la soga al cuello e improvisa es un espectáculo digno de admirar y temer. También tiene muchísimos detalles realistas que te meten en escena y te hacen casi sentirlo, muchas descripciones sensoriales, está muy bien narrado y escenificado, he leído que en las peleas falla un poco en las descripciones pero la verdad es que yo no lo he notado, tal vez porque estaba demasiado emocionada durante cada bendita página.

Y también es muy notable la construcción que hay de los lugares donde vamos a estar, concretamente este libro se desarrolla entre la Luna, el espacio y las naves, y Marte también va a tener mucha importancia. Hay muchos detalles para hacerlo creíble, por ejemplo se centra en la gravedad y en cómo se mueven depende de dónde estén, creo que te hace ver y sentir un universo muy bien creado.

El final... no puedo decir nada porque es apoteósico, creo que las últimas cien páginas no hay ni un segundo para respirar, casi todo el libro tiene un ritmo vertiginoso, y el final.... es que no puedo, ni una sola palabra puedo decir, me ha sorprendido, me ha dejado en shock, no esperaba tanto, y.... va a ser difícil... no sé si es posible que Mañana Azul supere a Hijo Dorado pero con que se mantenga a su nivel ya será un gran final. Cuento los días para comprarlo y leerlo, pero voy a dejar un poco de tiempo (como mucho hasta la semana que viene) para disfrutar de esta sensación. Y voy a volver a leer los últimos capítulos de Hijo Dorado. Ya sé que me flipo mucho pero es Amor.