18/5/17

Pensamientos sobre la lectura inspirados en Mañana Azul (y mini reseña)


No me gusta reseñar el último libro de una trilogía así que no voy a hacerlo pero sí quiero seguir hablando de estos libros. No, no es lo mejor que he leído (aunque pueda parecerlo por mi entusiasmo), pero sí me ha gustado muchísimo. La verdad es que antes de Amanecer Rojo estaba pasando por un molesto bloqueo lector en el que solo era capaz de leer poesía y mi emoción con estos libros está condicionada por ello, está totalmente condicionada por un bajón emocional que he tenido que soportar durante meses sin el consuelo de la lectura y de repente llegan estos libros y me emocionan y me divierten así que me apasiono por ellos, son como un rayo de luz. Porque, seamos sinceros, por mucho que me guste leer a Séneca y a Sartre no es la filosofía lo que me saca de las depresiones, ni la poesía ni la pose de intensita pseudo-intelectual, es el puro divertimento simple y hedonista. A veces me gustaría ser un robot y ser siempre perfecta, escribir todos los días, terminar mi maldita novela, leer solo libros de los que pueda aprender, y alzarme en un maldito e inútil pedestal. No podemos ser perfectos y exigírnoslo es tóxico, muchas veces me he provocado a mí misma bloqueos con la lectura y la escritura por no darme un respiro, y no quiero acabar resentida con algo que amo. Sí es algo que me hace mejorar como persona y sentirme orgullosa de mí misma pero también es algo que no debe requerir siempre un esfuerzo, que puede ser simple y divertido y no es malo. La verdad es que tengo que escribir esto para convencerme a mí misma. Así que a veces leo esta clase de libros y a veces me apasionan. 

Y esta sinceridad se debe a que no quiero crear falsas expectativas sobre estos libros a nadie que pueda fiarse de mis gustos literarios, ya he tenido este "problema" con Mario que se ha leído los dos primeros libros y me ha preguntado ¿por qué me has hablado tanto de ellos? Casi con carita de pena. Si no te gusta la acción y no estás en un momento en que necesites entretenimiento simple no te van a satisfacer tanto como a mí, es como estar famélico y comerte una hamburguesa del Burger King y decir que está deliciosa. También hay etapas literarias en las que te concentras en determinado tipo de lecturas y cuando estás inmerso en ellas te cuesta disfrutar de otros géneros, no pasa nada, hay momentos para todo y también hay momentos que pasan y no vuelven; pues se sigue adelante, porque quedarse estancado en cualquier ámbito de la vida creo que es un fracaso. Es importante disfrutar del nivel de exigencia que te pongas y también ser consciente de que es necesario cierto equilibrio, en todo en esta vida. No te puedes alimentar a base de hamburguesas sin sufrir una muerte prematura. 

Desperdiciar nuestra mente es un poco como morir, vivir siendo un cascarón vacío, y hay muchas formas de estimularnos e impulsarnos hacia adelante, hacia esa meta sin fin por la larga marcha que es esta vida, la mía es la literatura y creo que debería ser la base de nuestra vida tanto como el agua es la base de la vida, pero también siempre hay más y es necesario más. Creo que estoy divagando demasiado... Que leáis, joder, que leáis lo que os apetezca y que os pidáis siempre más pero con equilibrio y autoconocimiento, no os amarguéis la vida pero tampoco la desperdiciéis.


 


Así que esta trilogía juvenil de ciencia ficción me ha flipado muchísimo y me encanta, he sido tan feliz leyéndola que la pondría en un altar. Puedo ser una fangirl quinceañera aunque vaya a cumplir veintisiete años, intento llevarlo con dignidad. Tiene un buen villano, es una pesadilla, un psicópata descontrolado que da miedo, incluso hay más de uno, y de verdad se interponen en el camino de Darrow y le hacen mucho daño. Tiene una buenísima historia de acción con mucha épica ¡mucha épica! y ciencia ficción, la violencia que contiene es sorprendente y grandiosa ¡gracias! Los personajes son lo más tópico pero aun así Darrow tiene mucha personalidad y los secundarios son divertidos e interesantes y dan vida a la historia, es cierto que la mayoría están desdibujados pero es que son muchos y solo importan lo que están mano a mano con él siempre. El romance podemos ignorarlo porque aunque Darrow piensa bastante en ello no molesta demasiado, en el total de la historia es minúsculo.

Otra cosa que destacaría es la amistad, entre los chicos se desarrolla de forma muy emocional, crean lazos muy profundos, además lloran, se abrazan, incluso se dicen que se quieren, (no es algo que pase a menudo pero está ahí y me enternece esa humanidad que no solemos ver en los hombres), y con las chicas hay mucha igualdad y camaradería, también grandes amistades como la de Victra - oh, diosa de la batalla - y Darrow que son maravillosos juntos.

Creo que Mañana Azul consigue superar a Hijo Dorado en todo lo que me gustó y lo que le faltó. Pero debo quejarme de que al final hay unos capítulos en los que te saca de la historia y te manipula y te miente para jugar con tus emociones y no me ha gustado nada esa trampa porque no la necesitaba para que me impactara la historia, incluso me enfadó y hasta que no me olí la verdad no me apetecía seguir leyendo, pero luego todo se encauza y el final creo que es tal y como debía ser, así que tras ese percance me ha gustado mucho, mucho, mucho, todo. Incluso la pluma de Pierce Brown es digna de mención, me ha sorprendido mucho la calidad de su estilo, profundiza y narra muy bien y a veces es hasta poético.

Yo describiría esta trilogía, sobre todo Hijo Dorado y Mañana Azul, como muy épica y trepidante, y para mí eso es como regalarme una caja gigante de bombones: gracias, te amo.