31/3/16

diario: vacaciones

Creo que podría decir que prefiero no tener vacaciones por lo mal que me siento después, tan deprimida, tan apática, tan sin ganas de vivir, tan atrapada por la rutina, por las obligaciones sociales, por este mundo asfixiante que nos roba la pasión y el arte porque no les son útiles, prefiere que seamos buenos trabajadores, buenos esclavos levantando sus imperios a base de pan duro y alienación. Te dicen una mentira: todos tenemos las mismas posibilidades. Te adiestran desde que naces: tienes que querer ser como nosotros. Y nos pasamos la vida buscando algo inalcanzable, olvidándonos de nosotros mismos. Me acoplo como un engranaje más, controlo la desesperación, alimento a mi pájaro azul con migajas, sobrevivo, y entonces tengo cinco o diez días libres y recuerdo la libertad, pero solo es un espejismo, siempre hay que volver a la vida real. Ahora soy una persona adulta, soy una persona de provecho (para los buitres), tengo futuro profesional y me estoy muriendo por dentro, aquí, detrás de las ojeras, de los sueños moribundos, agonizo, entre asiento contable-poema-asiento contable-poema y la locura acariciando mi cerebro.


25/3/16

diario: tiempo

El tiempo es limitado, no podemos aprovechar cada segundo, a veces la mente necesita descansar, por eso hay que exprimir esos días productivos cuando nos arrollan. Hoy he leído Una habitación propia de Virginia Woolf, he escrito varias cosas -algunas han llegado a buen puerto y otras se han hundido como peso muerto-, he revisionado capítulos de Perdidos -qué maravillosa es la primera temporada-, he leído poemas y hasta he perdido el tiempo en internet. Un buen día es cuando te sientes plena y agotada al terminarlo, pero todavía me queda tiempo para ver una película.

Del libro diré que el primer capítulo es desmoralizador, hay que superarlo para llegar a lo bueno, y después es muy interesante cómo te relata la lenta liberación de las mujeres en la literatura y en su vida, cómo están oprimidas por un mundo de hombres, incluso su por qué han sido esclavizadas, y cómo para llegar al arte deben pasar por la locura, por el sufrimiento, incluso por la muerte, y con el arte también consiguen su humanización, reencuentran su propia voz.


Hater v. Fans


A los hater no hay que hacerles mucho caso pero a los lameculos muchísimo menos. Incluso elegiría por encima del fan al hater, al menos van a hacerte cabrear y puedes sacar algo positivo de esa energía, pensar "voy a hacerlo mejor para callar todas esas bocas venenosas", pero hacerlo mejor no está de moda, por eso abres a ciegas cualquier libro de poesía en la fnac y podría haberlos escrito todos la misma persona.

Pero quiero hablar de los fans, esos seres que te idolatran, que te lastran, que destruyen cualquier ápice de talento que pueda tener una persona. Esos fans que siempre quieren lo mismo y si intentas cambiar (mejorar, evolucionar) se enfadan contigo porque te quieren accesible en su mediocridad, si alzas el vuelo puedes dejarlos atrás y no van a permitirlo, como te aman te odiarán, si les complaces y te amoldas a ellos te destruyen y si no lo haces te abandonan. Tal y como se enamoraron de ti la primera vez así debes ser siempre. Esos fans que matan el alma del artista y son cientos y miles y millones de personas y jamás debes confiar en ellos ni trabajar para ellos.

Una persona-artista con un poquito de talento, con mucha obsesión y esfuerzo, mejora y evoluciona de forma natural, es como crecer de niño a adolescente a adulto a anciano, si no estás enfermo lo haces de forma natural, llamemos a la mediocridad la enfermedad del arte, si no la tienes vas a crecer poco a poco hasta sacar lo mejor de ti. Y a parte de obsesión y esfuerzo y perseverancia sólo tienes que hacer una cosa más para llegar a ser lo mejor que puedes ser: aislarte del mundo, trabajar solo para ti mismo, hacerlos a ellos mudos y a ti sordo, alejarte de la muchedumbre, no dejarte hundir ni por su amor ni por su odio. Si tienes suerte encontrarás casi por arte de magia a una o dos personas en las que podrás confiar, todos los demás te dañarán, queriendo o sin quererlo.



23/3/16

diario: silencio

Creo que el dolor se lleva con luto y en silencio, se guarda dentro y se graba a fuego en los huesos pero se hace impronunciable, no hay que avivar el fuego de los infiernos, no hay que dejarse consumir, hay que desterrarlo a lo profundo, al silencio. Yo, de verdad, soy físicamente incapaz de pronunciar el nombre de mi ex, casi no puedo ni pensarlo pero si tengo que decirlo en voz alta se me encaja la mandíbula, me arde la lengua, se petrifican los labios, se cierra la garganta, no puedo, no puedo decirlo, porque duele y no solo duele sabe a vómito, a cenizas, a infección. Tampoco puedo decir en voz alta una palabra que llevo tatuada, pese a su belleza es la segunda más dolorosa que conozco. El silencio, ahí es donde están los peores demonios personales.


18/3/16

diario: tengoque

Me gustó mucho un texto que leí de Batania en su blog, hablo de esa forma de gustar en la que no puedes quitártelo de la cabeza hasta que escribes sobre ello, la última vez que me pasó fue con Séneca. Batania habla de que no puedes decirle a un escritor sobre lo que tiene que escribir, no se puede forzar a un escritor a seguir X camino, pasa mucho dentro de la poesía que ahora mismo está de moda escribir sobre amor-desamor-sexo-dolor-somos unos intensitos de los cojones (lo fácil) y todos hacen lo mismo, y está bien empezar así, todos empezamos así, nadie es un prodigio, el talento sin esfuerzo y obsesión no sirve para NADA, cada escritor marca su propio camino, el problema es cuando no se evoluciona, es problema es cuando escriben dos y tres y cuatro veces el mismo libro, y Batania dice que no se le puede decir a un escritor "tienes que..." madurar, avanzar, mejorar tu estilo, cambiar temas, abrirte a todas las posibilidades... pero que tampoco puede confiar en un escritor que por decisión propia, que por necesidad propia, no lo hace, no siente un "tengo que..."

No hay que exigir a los demás, tenemos que exigirnos a nosotros mismo ese tengoque, y a parte de desconfianza también siento pena por quienes nunca llegan a su tengoque.


Texto al que hago referencia: 

17/3/16

Diario: anécdota

Ayer estuve en El Corte Inglés porque tengo una tarjeta regalo (sin ella yo ni lo miraría de reojo) y quería buscar unas gafas de sol de calidad media y precio medio, porque soy tacaña y porque tengo mucho orgullo para estas gilipolleces de las marcas y porque soy tacaña pero no quiero llevar unas de plástico que supuestamente no te protegen de nada y te carcomen la vista, me apetecía darme un capricho, tirar las de cinco euros de los chinos y gastarme ¡treinta euros! en unas nuevas ¡locura!

La sección de gafas está en la entrada, mirando y buscando solo veo las de marca, ochenta euros, ciento veinte euros, doscientos euros... voy a preguntar a una chica y le digo "Oye, ¿dónde tenéis las gafas que no son de marca, las baratas?" y ella se me queda mirando y dice "Bueno, al final hay unas pocas en un estante, no tenemos muchas" Me sentí extraña al hacer esa pregunta, demasiado fuera de lugar, como una extraterrestre, un jodido alien pobre y vagabundo. Consigo encontrarlas, a un lado gafas de treinta euros y al otro lado gafas de doscientos euros, las cojo y me las pruebo y las miro bien y no encuentro ninguna diferencia entre unas y otras, que sean un poco de mejor calidad seguro pero no llevan oro incrustado como para costar ese dineral, solo una jodida marca pequeñita en la patilla. Joder, aunque llevaran oro, para qué quieres una gafas con oro, si es que no tiene sentido.

Lo más divertido es que podría comprarlas si quisiera, pero no me da la puta gana de gastarme ese dineral en unas gafas de sol, en nada que pueda ser una prenda de ropa o complemente, y no entiendo por qué la gente lo hace, incluso gente que sin poder permitírselo lo hace, porque somos estúpidos y nos venden que con una marca cosida en la ropa somos mejores, que tenemos la misma calidad que lo que nos ponemos encima, y es mentira, en el fondo es mentira, pero permitimos que se cree un mundo en el que es verdad.


* suelo escribir el diario en mi otro blog  http://escribemedigo.blogspot.com.es/  pero este quiero compartirlo aquí donde me lee más gente *


15/3/16

diario: hogar

"¿Qué te extraña que no te aprovechen nada los viajes, puesto que te llevas a tu alrededor a ti mismo?... ¿De qué puede servir la novedad de las tierras? ¿de qué el conocimiento de ciudades y lugares? En nada queda esa agitación. ¿Preguntas por qué no te reconforta la huida? Porque huyes contigo mismo. Debe dejarse el peso del alma, si antes no lo has hecho ningún lugar te agradará."

Cualquier sitio será bello si estamos en paz con nosotros mismos, cualquier sitio será hogar si somos nuestro propio hogar, pero si estamos mal escapar no sirve de nada, huimos con los males que nos atormentan. Y por huir o escapar podemos entender cualquier cosa que hagamos para olvidar nuestros problemas, nunca funciona, no van a desaparecer si no los vencemos.


12/3/16

diario: sábados de madrugada

Qué puede hacerse mejor que ver la gran serie House of Cards, no lo sé. Es una maravilla. Te engancha, te sorprende, te hipnotiza y no te suelta ni un solo segundo. Podría describirla como perfecta. De verdad, lo juro. Lo que más me impresiona, más que las tramas políticas de juego sucio tan realistas que dan miedo, estoy segura de que tiene más realidad de lo que podríamos imaginar, me fascinan los discursos en los que se centra mucho esta temporada (la anterior fue más de debates), el carisma y la labia que muestran, la capacidad de tergiversar y manipular cualquier cosa para ponerla a su favor, esa magia de la palabra que tienen -que deben tener- los monstruos de la política, y así aplaudes incluso al enemigo, joder. Lo desmoralizador de esto (lo he hablado con Rorschach esta misma mañana) es pensar en los grandiosos escritores-guionistas que crean toda esa magia y ver a los actores sudando la gota gorda haciéndolo tan bien pero luego ver la realidad que nos rodea, ver nuestros debates políticos, escuchar sus discursos, escuchar a Mariano Rajoy que cada vez que habla muere un gatito y joder, joder, qué vergüenza ajena, qué mediocridad tan deprimente, qué triste lo que dice de nosotros quienes nos representan.

Buenas noches, me caigo de sueño.

11/3/16

diario: 11M

Hoy estamos viendo imágenes en periódicos y redes sociales de los representantes políticos en el homenaje a las víctimas del 11M y cuando veo ahí a Rajoy y Cifuentes por parte del PP en mi cabeza lo comparo con que un maltratador vaya al funeral de la mujer que asesinó, porque su partido político fue quien decidió meternos en una guerra, porque nunca son ellos los que mueren y sufren, y por su culpa y codicia nosotros sufrimos un atentado terrible de gente que puede que solo estuviera defendiéndose. En una guerra siempre mueren inocentes, pero nadie que participe en una lo es. Luego manipularon y mintieron y nunca pidieron perdón ni reconocieron su parte de culpa y llevan usando esas muertes para beneficio propio desde entonces. Pero ahí está el PP bien representado, fingiendo bonito que les importa una mierda cuando hace poco querían volver a meternos en otra guerra para acabar igual, nosotros muertos, ellos con más dinero y seguros tras su poder. Parecen tan inocentes, como si nosotros nos matáramos por gusto, como si no nos enfrentaran entre clases, entre sexos, entre razas, por el dinero, por el territorio, como si no nos inculcaran el odio y la violencia, pero luego los únicos culpables somos nosotros, los que matan y los que morimos.


9/3/16

diario: miércoles

Los miércoles son días de besos, manos, dedos, conversaciones infinitas sobre política y literatura en tres horas, ir andando de Sol hasta Atocha entre callejones, de patatas fritas, de helado con caramelo, de llegar tarde a casa muy feliz o muy cabreada. Hoy feliz. Sólo hace frío, no hay tormenta. Los miércoles son nuestros miércoles, igual que los viernes son nuestros viernes, y todos los demás días son los días que esperamos que lleguen nuestros miércoles y viernes.


8/3/16

diario: soledad

Séneca dice que es necesario alejarse de la multitud, en ella está el peligro, el peligro de la sociedad, de la gente, de la muchedumbre, de adquirir defectos ajenos, adherirnos su maldad en la mente, su estupidez, su corriente de agua mansa. "Un compañero perverso impregna de su moho al alma más pura". Debemos tener cuidado de quienes nos rodeamos, de quienes dejamos entrar en nuestro hogar que somos nosotros mismos, no les necesitamos, no debemos necesitarlos, debemos tenernos a nosotros y hacer para nosotros nuestra vida. Séneca habla de muchas maravillas, y yo las intento compartir con vosotros como él comparte con su amigo Lucilio su sabiduría.

"Pensad que nada hay digno de admiración, excepto el espíritu, y para esa grandeza nada hay grande."

"Yo te enseñaré un filtro amatorio sin hierba mágica, sin maleficio de hechicera. Si quieres ser amado, ama."

Buenas noches.


7/3/16

Los poetas bestseller

Hoy el día va de poesía, leer y escribir. Creo que no es necesario defender a los poetas porque la poesía se defiende a sí misma si lo vale y creo que es absolutamente necesario criticar a los poetas porque la poesía no tiene la culpa de quién la escribe.

En el panorama literario actual puede publicar cualquiera que tenga acceso a las redes sociales y una buena cantidad de seguidores, no es necesario ni talento ni casi esfuerzo, de hecho cuanto más simple sea más al alcance de todo el mundo está y más vende (Diego Ojeda, Irene X), ahora mismo lo que tenemos es poesía bestseller, no es tan terrible ni tan bonito como parece, los poetas bestseller tienen pros y contras, lo bueno es que hacen la poesía visible e incluso llegan a adolescentes que tal vez cuando maduren lean a los grandes y se conviertan en lectores reales ¿algunos incluso en poetas? Nadie nace sabiendo ni siendo culto, la mayoría empezamos desde abajo, joder, el primer libro que leí fue Crepúsculo y de poesía creo que Bukowski (porque, aunque es un grande y tenía talento o al menos se esforzaba muchísimo, es muy sencillo de leer, su estilo es así) y estos poetas bestseller no lo son realmente, son una ventana hacia la poesía y eso es lo único bueno que ofrecen. Claro que es bueno que la poesía esté en la calle, en los bares, al alcance de todos, escrita y recitada, es un ambiente bellísimo, es admirable lo que ha conseguido, pero también es despreciable en lo que lo van a convertir, que las librerías estén "llenas" de poesía, cuando eres un verdadero lector, no es algo tan maravilloso, te rompen el corazón esos cabrones en los que depositas tu confianza y dinero para descubrir que escriben como cagan, y que TODOS los libros son iguales, todos escriben lo mismo, solo son una moda, no hay arte, no hay talento, no hay esfuerzo, solo hay ego.

Lo que me maravilla es cómo entre todos los mediocres se defienden y se lamen el culo unos a otros y entre todos, pero no veo a casi nadie esforzándose por ser mejor.

Hay quienes culpan a los editores de la cantidad de mierda que se encuentra en las librerías, con sus estanterías de poesía a la vista de todos buscando una buena presa, pero yo tal vez soy más dura, creo que las editoriales y editores son (generalizando) El Mal, te atrapan con un contrato, te roban, te usan, te sodomizan... a la mayoría sólo les importa tener cantidad en el catálogo y tener lo que se vende en el momento, la calidad les da igual, su trabajo es vender y ya está, no puedes esperar nada de ellos, no puedes esperar que tengan criterio o respeto por el arte. Hay excepciones, supongo. Yo he leído que grandes editoriales han pedido a famosillos de internet que escribieran un libro para su marca, a gente que nunca ha escrito ni se lo ha planteado pero que tienen miles de seguidores y las editoriales van a buscarlos a su puerta y pedirles que escriban algo, cualquier cosa. Repugnante, ofensivo, inmoral. Ese es el panorama actual, lo peor de lo peor, aunque tampoco creo que sea nada nuevo ni exclusivo pero ahora está más a la vista, ahora es algo cotidiano que ya apesta, niñatos de tuiter sacando libros de poesía, payasos de youtube sacando libros de yo qué sé, gurús de instagram sacando libros de consejos a lo Paulo Coelho y etc... Pero en la poesía me toca más, me apuñala el corazoncito.

Yo culpo a los escritores de la basura que hacen, ellos son los únicos responsables de lo que escriben, existe una cosa que se llama autocrítica y que nadie parece saber usar, yo como intento de escritora-poeta entiendo que es difícil juzgarse a uno mismo, que es difícil decirse "no eres bueno, no eres lo suficientemente bueno, tienes que esforzarte más, te queda mucho camino por delante, todavía no vales" y mantener la autoestima intacta y querer seguir escribiendo sabiendo que lo haces mal pero luchando por hacerlo bien algún puto día y cuando llegue ese día serás digno de tener un libro y llamarte escritor. Lo entiendo y tampoco sé hacerlo muy bien, cuando estoy deprimida creo que todo lo que escribo es horrible, cuando estoy de buen humor creo que a la primera la he clavado, pero por suerte tengo a mi pareja -gran lector y escritor- que me ayuda a ver que no es tan malo ni tan bueno y que todo se puede mejorar y se debe repasar una, dos, tres veces, hasta que no puedas más y entonces tal vez salga algo que sea decente. Creo que es necesaria la sinceridad brutal en este mundo artístico y yo soy la primera que me he enfadado al compartir un poema y que me dijera "es una mierda" pero después de la rabieta me he sentado y lo he escrito mejor, notablemente mejor, y tenía razón y sigue sin ser bueno pero yo he dado un paso hacia delante. Es muy difícil intentar ser escritor o poeta, no escribir, cualquier tonto puede hacerlo, no publicar que también cualquiera puede hacerlo ahora mismo, es algo interior y privado que solo puede sacarse uno mismo, luego lo compartes como puedes pero creo que solo está dentro de uno mismo: ser escritor (intentarlo, quererlo, soñarlo) o escribir, son cosas diferentes.

No podemos elegir tener talento pero sí podemos elegir si queremos escribir o ser escritores, si queremos hacer poesía o ser poetas, el talento o naces con él o llega con el esfuerzo pero no es la base de nada, si acaso el impulso o la meta, pero el inicio y el camino siempre es una elección, es el estandarte que llevamos en nuestra larga marcha.


diario: herida

Es extraño sentir cómo tu cuerpo te daña, débil, inútil, malvado, enfermo, como lo único que te ancla a esta vida se rebela contra ti, enemigo, y empieza una batalla de piel contra herida contra insomnio contra uñas y sangre y simulacro de paz y oasis de lágrimas y desierto de sábanas frías contra el amanecer el dolor el tiempo la desesperación y el odio que crece en el vientre como el fantasma de un hijo no querido, tu cuerpo, templo

¿qué dios me odia? disfruto al verlo herido como si no fuera yo quien está sangrando.


6/3/16

diario: vivo

"Adquiere cada día algún recurso contra la pobreza, alguno contra la muerte, y no menos contra los otros azotes [de la humanidad] y cuando hayas recorrido mucho leyendo, recoge un [recurso, como puede ser un pensamiento] que puedas digerir en ese día."
Me parece muy importante hacer algo que nos haga felices todos los días y también hacer o buscar algo que nos enriquezca, ese algo que digerir, aunque cada día sea imposible pero hay que ponerse metas altas para que aunque consigas menos sea suficiente. También habla (Séneca) de la importancia de leer con calidad, algo que no valoramos mucho, de escoger un autor y leerlo y degustarlo y luego leer otro libro suyo y trabajar en él para conseguir algo suyo para nosotros, no sólo me refiero a leer libros de calidad sino a leerlos nosotros con calidad, los autores y sus libros.

Hoy ha sido un domingo tan productivo que me siento de maravilla, he terminado un libro de poesía, un libro de teatro, he leído tres cartas, me he puesto al día con cuatro series, hasta me ha dado tiempo a aburrirme y a discutir en tuiter. Y he estado toda la mañana escribiendo algo que publicaré en el otro blog, tengo que darle un repaso. Por días como hoy yo vivo.


5/3/16

diario: séneca

"...¿A quién me presentarás que conceda algún valor al tiempo? ¿que aprecie un día? ¿que comprenda que él se muere cada día? Pues en esto nos engañamos, en que miramos la muerte ante nosotros, ya que gran parte de ella ya pasó, cualquier momento de la vida que quedó atrás lo tiene la muerte..."
Séneca. Sí, él lo explica mucho mejor que yo, es algo que me ha obsesionado desde el primer momento que lo leí, como un instante de iluminación interior y persiste, me obsesiona, lo tengo presente cada día, olvidarlo sería como caer en esa muerte.

Hoy creo que sólo he aprendido nuevas formas de abrirme las heridas, literalmente.
Voy a seguir viendo ballet hasta que se me caigan los ojos.
Buenas noches.


4/3/16

diario: viernes

Tercer café del día porque hoy no solo hay que aguantar la jornada laboral, luego toca la jornada social y aunque lo espero con ansia para despejar la mente y recuperar mi tiempo y el espejismo de libertad ya estoy agotada después de toda la semana y sus cuarenta infernales horas trabajando así que es difícil, es un esfuerzo extra, pero realmente es por lo que vivimos día a día, después de todas las obligaciones y responsabilidades llega ese momento para nosotros para disfrutar, sabe a gloria agridulce, como cuando llego a casa y en vez de ver cualquier serie de mierda entretenida -porque muy pocas aportan algo de verdad- abro un libro y leo a Angélica Liddell, a Cortázar, a Virginia Wolf, a Gabriel García Márquez... y hacen que cualquier día merezca la pena, que no sea un día perdido, porque lo que queda atrás en el tiempo es irrecuperable, hay que aprovechar todo lo que podamos el momento, nuestra vida es este momento, el presente, todo lo demás está muerto.


1/3/16

diario: rutinas

Ocho de la mañana, suena el despertador, me levanto cansada, me preparo para ir a trabajar, salgo de casa, dos paradas de renfe y dos paradas de metro, suelo encontrarme con la misma gente que tiene la misma rutina que yo... Es extraño, por la mañana siempre es todo igual y los días se parecen tanto que a veces mientras miro por la ventana del tren se me olvida en qué día estoy, ¿es hoy miércoles o fue ayer o es mañana? ¿cuántos días de la semana han pasado? Siento confusión y un poco de ansiedad, me siento perdida entre la gente y las horas y los días y las rutinas, como si me absorbieran y no quiero desaparecer.