20/10/16

Potenciales agresores

Voy a ser clara y directa para explicar por qué todos los hombres SÍ son potenciales violadores: desde que a nosotras -las mujeres- se nos educa para protegernos y desconfiar y tener miedo a vosotros se os convierte en potenciales violadores-agresores. No es invención ni culpa nuestra, es la sociedad quien os representa, luego que lo seáis o no es una decisión únicamente vuestra. Sé que suena muy duro y no significa que todos los hombres sean violadores, no voy a decir de nadie lo que es o lo que no es, no digo que por ser hombre y tener pene seas un violador o un potencial agresor, el matiz que quiero darle es el nuestro, es desde fuera, es el de la sociedad en la que crecemos las mujeres.

Jono Dry© – Brothers

No somos las feministas ni las "feminazis" quienes convertimos a los hombres en potenciales agresores, es la sociedad, incluso los mismos hombres cuando educan a sus hijas y a sus hijos de forma diferente y les inculcan muchas cosas menos el respeto y la igualdad, aunque creo que la educación está en desuso y tampoco han sabido nunca hacerlo bien, por eso todo lo que nos rodea nos influye. Y sí, estoy generalizando, y diréis "no todos los hombres son violadores o agresores" y es verdad pero no estoy hablando de eso, hablo de lo que representan no de lo que son porque eso solo lo saben ellos mismos: si son capaces de hacer daño o no, lo que nos atañe a nosotras es una cosa: desconfiar de toda persona -hombre- no conocido, y cuando crecemos aprendemos también a desconfiar incluso de quienes creemos conocer. No todas tienen esta desgracia pero sí muchas, demasiadas.

Y diréis los hombres "no es mi culpa porque YO no he hecho nada", no es tu culpa, "no es mi problema", bueno, depende de lo que quieras implicarte con la sociedad y con las mujeres, porque lo que sí pasa cuando cada semana hay una o varias noticias de que una mujer ha sido agredida, violada, golpeada, acosada, asesinada, por su novio, por su amigo, por su vecino, por su profesor, por su marido, por su ex pareja, por una cita de internet, por el chico guapo que no necesita violar, por el chico simpático inofensivo... lo que ocurre cuando cada semana hay una noticia de estas es que para nosotras cualquier hombre se convierte en un potencial agresor porque el violador, el maltratador, el asesino, no llevan un cartel en la frente que dice "peligro", porque nos han hecho daño personas que conocíamos, porque se han propasado desconocidos, porque nos sexualizan y nos deshumanizan y nos culpan. Cuando se nos educa para no hablar con desconocidos -hombres-, no aceptar bebida ni comida de desconocidos -hombres-, no estar a solas con desconocidos -hombres-, no ir solas por la noche y si nos cruzamos con hombres tener cuidado, cambiar de acera, acelerar el paso, fingir que hablamos por teléfono, tener las llaves en la mano por si tenemos que defendernos... cuando se dice de una mujer que ha sido asesinada por un hombre "vaya, es que no le conocía, si se ha metido con él en una casa pues estaba claro lo que podría pasar" es la sociedad quienes los convierte en potenciales agresores y a nosotras en potenciales víctimas, son los propios hombres quienes juzgando e infravalorando a las mujeres agredidas se desprecian a sí mismos. Nosotras lo único que tenemos que hacer es aprender a tener cuidado y desconfiar. Y cuando ya te han agredido una vez, a desconfiar de todos siempre.

Y podéis decir, tampoco son tantas las mujeres violadas o agredidas pues yo no conozco ninguna, un argumento muy lógico, porque claro, nosotras también llevamos un cartel en la frente que pone "víctima" y nos encanta hablar de ello, de hecho nada más presentarnos decimos nuestro nombre y la agresión que hemos sufrido. "Hola, me llamo Tamara, y soy víctima de maltrato. ¿Tú que tal?" todas vamos así por la vida. Es estúpido. Y también podéis pensar, que te lo haya hecho uno no significa que te lo vayan a hacer todos porque no todos son agresores, ya, pero yo no sé cuál puede o no serlo, no sé quién va a ser el próximo agresor con el que cruce, solo estoy casi segura de que sucederá, y mejor prevenir que curar.

Lo que quiero decir, por si no ha quedado claro, es que si yo me cruzo por la noche con un hombre, los dos solos por la calle y no hay nadie más, un hombre que sabe que no va a hacerme daño, yo no lo sé e instintivamente sentiré miedo o -no tan exagerado- me sentiré a la defensiva, me pondré alerta, mi cuerpo se tensará ligeramente, aunque solo sea por un segundo me fijaré en él y pensaré ¿me hará daño?, y eso nos sucede a casi todas, y por eso son potenciales agresores.

Trash Riot© – Crashing Waves

Y parece que tengamos que decirlo con cuidado para no ofender, pero si algún hombre se ofende no es con las mujeres con quien tiene que pagarlo, ni con las feministas, sino con los otros hombres, los que le convierten en un potencial agresor. Y aquí digo yo "no es mi problema" si te molesta, debería importarte más que tu ego lo que a nosotras nos hace sentir así de desprotegidas, porque somos nosotras las que no estamos a salvo, tu ego no sangra, nosotras sangramos.

Tampoco digo que tengáis que ser mártires por lo que hacen otros hombres, pero sí que tenéis que ofenderos menos y escucharnos-entendernos-apoyarnos más, o al menos no ser un obstáculo porque no podáis poneros en nuestro lugar. Empatizar así es complicado, lo sé, pero es el único camino. Los hombres tenéis un hueco en el feminismo pero ya está creado, debéis amoldaros a él, no intentar modificarlo a vuestro antojo. El feminismo es de las mujeres y nuestra voz es la principal, incluso cuando nos equivocamos, porque lo hacemos, incluso cuando perdemos las formas, porque es inevitable, y podéis dudar y debatir con nosotras y nos ayudaremos mutuamente para mejorar pero no podéis descartar ni infravalorar nuestra voz como si no tuviera suficiente valor.


* Este artículo de Locas del coño está muy bien sobre el tema: ¿Son los hombres violadores en potencia?
* Imágenes cogidas de esta web: http://www.enkil.org/