27/9/16

Si la niña no llora está muerta


Hay un trueno que conoce mi nombre
como la caricia de la lluvia
antes de fragmentarse contra el suelo

hay un rostro que me observa

contemplo mi sucio reflejo
en agua cristalina

hay un rostro que se deforma en grito

Caerán los coágulos como lágrimas entre mis piernas
mientras la oscuridad me abraza el cuello con sus garras
y el futuro se convierte en un triste presente
que gime
y busca
y grita
y gime
y duele
y desgarra
y gime
con la boca llena de arañas azules
de besar la soledad.