27/4/16

escritura automática

¡Mira!
Por más que hieras mi cuerpo
no vas a poder encontrar la verdad entre mi carne
no está en el latido el sentimiento
no importa el nombre en los labios
no esconden las ojeras los sueños rotos
no está en mi pelo enganchado entre tus dedos la pasión


Las golondrinas tiemblan de miedo cuando caen de sus nidos
y están a nuestros pies torpes y violentos
perdidas
hay que sostenerlas y soplar hacia las alas
hasta que prueban el viento
hasta que lo acarician
y pueden volver a elevarse

De dónde has caído
golondrina de ojos azules
no queda ni un suspiro