7/3/16

Los poetas bestseller

Hoy el día va de poesía, leer y escribir. Creo que no es necesario defender a los poetas porque la poesía se defiende a sí misma si lo vale y creo que es absolutamente necesario criticar a los poetas porque la poesía no tiene la culpa de quién la escribe.

En el panorama literario actual puede publicar cualquiera que tenga acceso a las redes sociales y una buena cantidad de seguidores, no es necesario ni talento ni casi esfuerzo, de hecho cuanto más simple sea más al alcance de todo el mundo está y más vende (Diego Ojeda, Irene X), ahora mismo lo que tenemos es poesía bestseller, no es tan terrible ni tan bonito como parece, los poetas bestseller tienen pros y contras, lo bueno es que hacen la poesía visible e incluso llegan a adolescentes que tal vez cuando maduren lean a los grandes y se conviertan en lectores reales ¿algunos incluso en poetas? Nadie nace sabiendo ni siendo culto, la mayoría empezamos desde abajo, joder, el primer libro que leí fue Crepúsculo y de poesía creo que Bukowski (porque, aunque es un grande y tenía talento o al menos se esforzaba muchísimo, es muy sencillo de leer, su estilo es así) y estos poetas bestseller no lo son realmente, son una ventana hacia la poesía y eso es lo único bueno que ofrecen. Claro que es bueno que la poesía esté en la calle, en los bares, al alcance de todos, escrita y recitada, es un ambiente bellísimo, es admirable lo que ha conseguido, pero también es despreciable en lo que lo van a convertir, que las librerías estén "llenas" de poesía, cuando eres un verdadero lector, no es algo tan maravilloso, te rompen el corazón esos cabrones en los que depositas tu confianza y dinero para descubrir que escriben como cagan, y que TODOS los libros son iguales, todos escriben lo mismo, solo son una moda, no hay arte, no hay talento, no hay esfuerzo, solo hay ego.

Lo que me maravilla es cómo entre todos los mediocres se defienden y se lamen el culo unos a otros y entre todos, pero no veo a casi nadie esforzándose por ser mejor.

Hay quienes culpan a los editores de la cantidad de mierda que se encuentra en las librerías, con sus estanterías de poesía a la vista de todos buscando una buena presa, pero yo tal vez soy más dura, creo que las editoriales y editores son (generalizando) El Mal, te atrapan con un contrato, te roban, te usan, te sodomizan... a la mayoría sólo les importa tener cantidad en el catálogo y tener lo que se vende en el momento, la calidad les da igual, su trabajo es vender y ya está, no puedes esperar nada de ellos, no puedes esperar que tengan criterio o respeto por el arte. Hay excepciones, supongo. Yo he leído que grandes editoriales han pedido a famosillos de internet que escribieran un libro para su marca, a gente que nunca ha escrito ni se lo ha planteado pero que tienen miles de seguidores y las editoriales van a buscarlos a su puerta y pedirles que escriban algo, cualquier cosa. Repugnante, ofensivo, inmoral. Ese es el panorama actual, lo peor de lo peor, aunque tampoco creo que sea nada nuevo ni exclusivo pero ahora está más a la vista, ahora es algo cotidiano que ya apesta, niñatos de tuiter sacando libros de poesía, payasos de youtube sacando libros de yo qué sé, gurús de instagram sacando libros de consejos a lo Paulo Coelho y etc... Pero en la poesía me toca más, me apuñala el corazoncito.

Yo culpo a los escritores de la basura que hacen, ellos son los únicos responsables de lo que escriben, existe una cosa que se llama autocrítica y que nadie parece saber usar, yo como intento de escritora-poeta entiendo que es difícil juzgarse a uno mismo, que es difícil decirse "no eres bueno, no eres lo suficientemente bueno, tienes que esforzarte más, te queda mucho camino por delante, todavía no vales" y mantener la autoestima intacta y querer seguir escribiendo sabiendo que lo haces mal pero luchando por hacerlo bien algún puto día y cuando llegue ese día serás digno de tener un libro y llamarte escritor. Lo entiendo y tampoco sé hacerlo muy bien, cuando estoy deprimida creo que todo lo que escribo es horrible, cuando estoy de buen humor creo que a la primera la he clavado, pero por suerte tengo a mi pareja -gran lector y escritor- que me ayuda a ver que no es tan malo ni tan bueno y que todo se puede mejorar y se debe repasar una, dos, tres veces, hasta que no puedas más y entonces tal vez salga algo que sea decente. Creo que es necesaria la sinceridad brutal en este mundo artístico y yo soy la primera que me he enfadado al compartir un poema y que me dijera "es una mierda" pero después de la rabieta me he sentado y lo he escrito mejor, notablemente mejor, y tenía razón y sigue sin ser bueno pero yo he dado un paso hacia delante. Es muy difícil intentar ser escritor o poeta, no escribir, cualquier tonto puede hacerlo, no publicar que también cualquiera puede hacerlo ahora mismo, es algo interior y privado que solo puede sacarse uno mismo, luego lo compartes como puedes pero creo que solo está dentro de uno mismo: ser escritor (intentarlo, quererlo, soñarlo) o escribir, son cosas diferentes.

No podemos elegir tener talento pero sí podemos elegir si queremos escribir o ser escritores, si queremos hacer poesía o ser poetas, el talento o naces con él o llega con el esfuerzo pero no es la base de nada, si acaso el impulso o la meta, pero el inicio y el camino siempre es una elección, es el estandarte que llevamos en nuestra larga marcha.