7/3/16

diario: herida

Es extraño sentir cómo tu cuerpo te daña, débil, inútil, malvado, enfermo, como lo único que te ancla a esta vida se rebela contra ti, enemigo, y empieza una batalla de piel contra herida contra insomnio contra uñas y sangre y simulacro de paz y oasis de lágrimas y desierto de sábanas frías contra el amanecer el dolor el tiempo la desesperación y el odio que crece en el vientre como el fantasma de un hijo no querido, tu cuerpo, templo

¿qué dios me odia? disfruto al verlo herido como si no fuera yo quien está sangrando.