26/1/16

No le debo nada a este mundo, más que mi sangre, es lo único que quiere


He tenido contracciones más dolorosas
que cualquier insulto de hombre
Me he empapado de sangre hasta los tobillos
y puedo reírme de este cuerpo desolado
viento y jaula a la vez
Tengo la vida y la muerte entre mis piernas
en mi vientre
en mis pechos
¡y os atrevéis a no llamarme Diosa!
no perdonaré haber nacido para la desgracia
no os perdonaré
por este mundo que habéis creado
os maldeciré hasta desangrarme entera.