18/12/16

La Náusea

Lectura 53. La náusea - Sartre  novela - 5
Terminar la Náusea preparada para ser arrasada por la desolación y encontrar un destello de esperanza, aliento, casi un abrazo palpable y suave de Sartre. Es una lectura a la que hay que llegar preparados, tiene muchos altibajos pero merece la pena. Lo he disfrutado mucho. Hay que entender la Náusea, sentirla y aplacarla.

¿La náusea es sentir que estamos vivos? Sentir la existencia como un sexto sentido. Puede doler, pero es vida, existencia viva, un segundo que se ralentiza en el tiempo mientras la inercia sigue hacia delante arrastrándolo todo, tirando de nosotros, la Náusea es resistir. No es una salvación, solo resistencia, un segundo robado para mirar y sentir, aunque duela. Después hay que encontrar bálsamo para el dolor y esa es la magia de la Náusea, para quienes consiguen encontrarla.

"Martes

Nada. He existido.

Miércoles

No hay que tener miedo."


"Existo. Pienso que existo. ¡Oh, qué larga serpentina es esa sensación de existir! Y la desenvuelvo muy despacito... ¡Si pudiera dejar de pensar! Intento, lo consigo: me parece que la cabeza se me llena de humo... y vuelve a empezar: "Humo... no pensar... No quiero pensar. No tengo que pensar que no quiero pensar. Porque es un pensamiento." ¿Entonces no se acabará nunca?
Yo soy mi pensamiento, por eso no puedo detenerme. Existo porque pienso... y no puedo dejar de pensar. En este mismo momento -es atroz- si existo es porque me horroriza existir. Yo, yo me saco de la nada a la que aspiro, el odio, el asco de existir son otras maneras de hacerme existir, de hundirme en la existencia. Los pensamientos nacen a mis espaldas, como un vértigo, los siento nacer detrás de mi cabeza... si cedo se situarán aquí delante, entre mis ojos, y sigo cediendo, y el pensamiento crece, crece, y ahora, inmenso, me llena por entero y renueva mi existencia.
Mi saliva está azucarada, mi cuerpo tibio, me siento insulso. Mi cortaplumas está sobre la mesa. Lo abro. ¿Por qué no? De todos modos, así introduciría algún cambio. Apoyo la mano izquierda en el anotador y me asesto un buen navajazo en la palma. El movimiento fue demasiado nervioso, la hoja se ha deslizado, la herida es superficial. Sangra. ¿Y qué? ¿Qué es lo que ha cambiado? Sin embargo, miro con satisfacción en la hoja blanca, a través de las líneas que tracé hace un rato, ese charquito de sangre que por fin ha cesado de ser yo. Cuatro líneas en una hoja blanca, una mancha de sangre: es un hermoso recuerdo."

Pero lo mejor que me ha regalado la Náusea es su final, ese ha sido su abrazo. Esperaba lo peor pero al final hay esperanzada, la magia de la que hablaba al principio. Yo, como persona que siente la literatura -el arte- como algo fundamental de su vida, muchas veces me siento sola e incomprendida, las personas del mundo de ahí fuera, del mundo real y gris, no lo entienden, y cuando alguien me pregunta qué quiero hacer con mi vida si respondo que solo quiero leer y escribir hasta me miran mal, como si me pasara algo malo y han llegado a recriminármelo por importarme más que todo lo demás, que ellos mismos. Y la Náusea me ha regalado comprensión, Sartre me ha regalado un momento de compañía en este mundo tan solitario y gris, El arte es lo único que puede salvarnos, él lo entendió y lo ha compartido con todos nosotros. Ha sido como encontrar un apoyo a algo que a veces no entiendo, que me hacen sentir que está mal, que yo siento que necesito como el aire y el mundo se empeña en asfixiarme. Está bien, dolerá, solo hay que seguir escribiendo.

Y quien no aprende a enfrentar la existencia y la Náusea, solo se sobrevive.

Todo el libro, todo el recorrido, el pensamiento, el entendimiento, el sentimiento, la náusea, y esa maldita hoja final, gracias Sartre.


9/11/16

escritura automática

Ya sé que debería estar escribiendo, llevo mucho tiempo desperdiciado en vida real, la vida real es como los perros rabiosos, los lobos solo aúllan en busca de compañía en los cuentos, no hay nadie dispuesto a escuchar ahí fuera, pero estoy leyendo y me hace feliz, es lo que más necesito ahora mismo, escribir es pensar es sentir es acariciar el dolor y bailar alrededor de la herida como en un sacrificio humano, leer es escapar es un bálsamo curativo de saliva azul y flores malvas de párpados descansados, leer es huir de mi cuerpo de mi mente y ser libre, leer es respirar, necesito respirar, escribir es masticar y masticar y masticar y tragar el escupitajo de veneno, saborearlo, como lamer un lápida intentando borrar nuestro nombre de ella y al quedarnos sin saliva seguir con sangre. 


* Alejandra Pizarnik * 

27/10/16

Sobre las denuncias falsas


Enlaces sobre el caso de denuncia falsa que tiene indignados a todos los machistas de España:
- Primera noticia, agresión y denuncia de la mujer -
- Segunda noticia, denuncia falsa - Segunda noticia en otro periódico, aunque igual -

Lo importante: (sacado de la primera noticia)

"La abogada recuerda que el presunto agresor, que pasará mañana a disposición judicial por este caso, ha estado implicado en múltiples detenciones y entradas en prisión por quebrantar "entre cinco y siete veces" la orden de alejamiento que pesaba sobre él"."Cada vez que sale de prisión se repite la misma historia"  , dice Esteban que añade que siente "una impotencia y una frustración tremenda" por el caso.

La letrada además ha reprochado que no se proteja a su cliente: "Ella denuncia pero no la protegen". A su juicio, "existe un riesgo vital evidente" y señala que el supuesto autor está obsesionado con ella: "Le hace la vida imposible, le escribía cartas desde la cárcel amenazándola a ella y a su hijo, de 12 años. Incluso amenazaba a su familia por Facebook y llegó a colarse en su domicilio cuando ella no estaba", relata la letrada. "Señoría, como lo deje libre vamos a salir en los medios de comunicación. Va a acabar con la vida de mi hija y de mi nieto", declaró aterrorizada la madre de la víctima este lunes. Lo hizo ante el juzgado de violencia de género en el que ese mismo día tuvo lugar una vista a petición del abogado del detenido, que reclamaba su libertad: llevaba tres meses en prisión provisional y no se había fijado fecha para un juicio. Pero, a pesar de que la acusación y la fiscalía pidieron su retorno a prisión, el titular del juzgado aceptó la solicitud del representante legal del presunto agresor."

VARIAS DETENCIONES, ÓRDENES DE ALEJAMIENTO QUEBRANTADAS, 
AMENAZAS DE MUERTE, "ELLA DENUNCIA PERO NO LA PROTEGEN"  

Parece que toda la gente super indignada con este caso y esta mujer ni siquiera leen la noticia entera, es cierto que esta última vez ha sido una denuncia falsa PERO los que se llenan la boca con "presunción de inocencia, pobre hombre, blablabla" no se han enterado de que este pobre hombre ha estado en la cárcel repetidas veces por maltratar a esta mujer, que ha quebrantado varias órdenes de alejamiento, que la ha acosado y amenazado de muerte, que ha reincidido y estaba obsesionado con ella, pero sí, pobre hombre. No pobre mujer por estar desesperada y aterrorizada, por tener que llegar a hacer algo así, por tener casi la certeza de que van a matarla y que nadie hará nada por evitarlo, por estar tan sola y abandonada, por denunciar y que no sirva para nada, por ser ahora la mujer más mala del mundo por haber tenido que mentir para sentirse a salvo. Qué terrible mujer ¿verdad? Maldita mentirosa. ¡Gritad! ¡Gritadlo! Tal vez así podáis hacerlo real, enmascarar con una denuncia falsa lo que ha sido la necesidad de sobrevivir en un mundo que permite que nos asesinen. Yo no voy a juzgarla, mentir está mal, que un maltratador reincida y siga entrando y saliendo de la cárcel y nadie quiera proteger a esa mujer para que pueda vivir tranquila es mucho peor.

POR FAVOR, diferenciemos entre una denuncia falsa en la que todo es mentira y el hombre es inocente, que lo juzgo durísimamente y nos perjudica muchísimo, de una mujer maltratada que denuncia y no consigue ayuda y como último acto desesperado exagera una agresión.

Sigamos con lo importante: 
- Enlace a una lista de muertes por violencia de género, asesinatos de mujeres, feminicidio -

Cifras oficiales: 35 mujeres asesinadas en lo que va de año
Mujeres asesinadas que habían denunciado: 12
Mujeres asesinadas con orden de alejamiento: 5

Además de 7 mujeres asesinadas por familiares y 5 ejerciendo la prostitución, pero estas no cuentan en las cifras oficiales. También aparecen los hombres asesinados (5) por conexión con la violencia machista.

Me gustaría recordar lo poco que se menciona la cantidad que debe haber de mujeres que nunca llegan a denunciar el maltrato que sufren o haber sido violadas/acosadas sexualmente, y si ya las cifras son desorbitadas no me quiero ni imaginar cómo serían si todas nos atreviéramos a denunciar, y lo digo porque yo soy la primera que ha sufrido X violencia y no lo ha denunciado.

"La memoria que se presentó el pasado mes de septiembre revela que ha habido 129.292 denuncias por violencia machista en 2015, de las cuales solo el 0,0015% han resultado ser falsas." - eldiario.es -

La violencia de género, las denuncias, las agresiones, son temas tan sensibles y complejos que montar un circo con ellos solo sirve para banalizarlos y no debemos permitirlo, es una lacra social muy seria para mujeres y para hombres también. Ojala pudiéramos mirar cada caso individualmente (sobre todo en los "falsos" hay que mirar con lupa los detalles, como en este caso), ojala las mujeres que denuncian y saben que están en peligro fueran debidamente protegidas y siguieran vivas, ojala la sociedad y la política nos tomara en serio, y ojala los hombres se indignaran tanto con cada caso de asesinato/agresión machista como cuando hay una denuncia falsa, pero claro, lo primero sucede continuamente, por lo otro solo tienen que indignarse muy fuerte un par de veces al año.

Si no denuncias no puedes quejarte, si denuncias no te protegen, si exageras/"mientes" por miedo te conviertes tú en la mala. Lo único que queda claro es que las mujeres no tenemos ningún camino seguro y sencillo a seguir cuando vivimos estas situaciones, y que siempre van a juzgarnos. Así que yo a las mujeres solo tengo que decirles una cosa: VIVID, sea como sea, contra quien sea.

Y a los hombres recordarles que no somos enemigos, las mujeres luchamos contra los maltratadores y asesinos, contra el machismo que nos perjudica, no odiamos a todos los hombres, y me causa profunda tristeza ver que cuando una mujer es puesta en el punto de mira por exagerar o mentir o cometer un error parece que muchos hombres se alegran de que caigamos bajo, de que no siempre seamos las buenas, de que fallemos, pero no es una competición de sexos, parece que os venza el orgullo masculino (sin sentido) por nuestras derrotas y una especie de egoísmo colectivo en contraposición a nuestra lucha feminista porque os lo tomáis como algo personal contra vuestra masculinidad pero es a nosotras a quienes nos matan, no lo olvidéis. El "not all men" no sería necesario si no siguiéramos siendo asesinadas/maltratadas/violadas, así que mejor enfoquémonos en lo importante.


25/10/16

Alejandra, tienes mi voz



(Libro: Cartas de Alejandra Pizarnik a León Ostrov. 
Si queréis leer más páginas sueltas en mi twitter hay más fotos)

22/10/16

Pleurs

El odio me devuelve la mirada
tras unos ojos azules ahogados
y no puedo soportar mirar
a la bestia que más daño me ha hecho
de todas

Me golpeo con lágrimas
hasta deformarme el rostro
y olvidar que soy la creadora de tormentas
la dama de gris y llanto
la piedra que me abraza y no me deja escapar

el último abrazo que me queda

acerco las rodillas al pecho
y me consuelo
diminuta

nada quedará



20/10/16

Potenciales agresores

Voy a ser clara y directa para explicar por qué todos los hombres SÍ son potenciales violadores: desde que a nosotras -las mujeres- se nos educa para protegernos y desconfiar y tener miedo a vosotros se os convierte en potenciales violadores-agresores. No es invención ni culpa nuestra, es la sociedad quien os representa, luego que lo seáis o no es una decisión únicamente vuestra. Sé que suena muy duro y no significa que todos los hombres sean violadores, no voy a decir de nadie lo que es o lo que no es, no digo que por ser hombre y tener pene seas un violador o un potencial agresor, el matiz que quiero darle es el nuestro, es desde fuera, es el de la sociedad en la que crecemos las mujeres.

Jono Dry© – Brothers

No somos las feministas ni las "feminazis" quienes convertimos a los hombres en potenciales agresores, es la sociedad, incluso los mismos hombres cuando educan a sus hijas y a sus hijos de forma diferente y les inculcan muchas cosas menos el respeto y la igualdad, aunque creo que la educación está en desuso y tampoco han sabido nunca hacerlo bien, por eso todo lo que nos rodea nos influye. Y sí, estoy generalizando, y diréis "no todos los hombres son violadores o agresores" y es verdad pero no estoy hablando de eso, hablo de lo que representan no de lo que son porque eso solo lo saben ellos mismos: si son capaces de hacer daño o no, lo que nos atañe a nosotras es una cosa: desconfiar de toda persona -hombre- no conocido, y cuando crecemos aprendemos también a desconfiar incluso de quienes creemos conocer. No todas tienen esta desgracia pero sí muchas, demasiadas.

Y diréis los hombres "no es mi culpa porque YO no he hecho nada", no es tu culpa, "no es mi problema", bueno, depende de lo que quieras implicarte con la sociedad y con las mujeres, porque lo que sí pasa cuando cada semana hay una o varias noticias de que una mujer ha sido agredida, violada, golpeada, acosada, asesinada, por su novio, por su amigo, por su vecino, por su profesor, por su marido, por su ex pareja, por una cita de internet, por el chico guapo que no necesita violar, por el chico simpático inofensivo... lo que ocurre cuando cada semana hay una noticia de estas es que para nosotras cualquier hombre se convierte en un potencial agresor porque el violador, el maltratador, el asesino, no llevan un cartel en la frente que dice "peligro", porque nos han hecho daño personas que conocíamos, porque se han propasado desconocidos, porque nos sexualizan y nos deshumanizan y nos culpan. Cuando se nos educa para no hablar con desconocidos -hombres-, no aceptar bebida ni comida de desconocidos -hombres-, no estar a solas con desconocidos -hombres-, no ir solas por la noche y si nos cruzamos con hombres tener cuidado, cambiar de acera, acelerar el paso, fingir que hablamos por teléfono, tener las llaves en la mano por si tenemos que defendernos... cuando se dice de una mujer que ha sido asesinada por un hombre "vaya, es que no le conocía, si se ha metido con él en una casa pues estaba claro lo que podría pasar" es la sociedad quienes los convierte en potenciales agresores y a nosotras en potenciales víctimas, son los propios hombres quienes juzgando e infravalorando a las mujeres agredidas se desprecian a sí mismos. Nosotras lo único que tenemos que hacer es aprender a tener cuidado y desconfiar. Y cuando ya te han agredido una vez, a desconfiar de todos siempre.

Y podéis decir, tampoco son tantas las mujeres violadas o agredidas pues yo no conozco ninguna, un argumento muy lógico, porque claro, nosotras también llevamos un cartel en la frente que pone "víctima" y nos encanta hablar de ello, de hecho nada más presentarnos decimos nuestro nombre y la agresión que hemos sufrido. "Hola, me llamo Tamara, y soy víctima de maltrato. ¿Tú que tal?" todas vamos así por la vida. Es estúpido. Y también podéis pensar, que te lo haya hecho uno no significa que te lo vayan a hacer todos porque no todos son agresores, ya, pero yo no sé cuál puede o no serlo, no sé quién va a ser el próximo agresor con el que cruce, solo estoy casi segura de que sucederá, y mejor prevenir que curar.

Lo que quiero decir, por si no ha quedado claro, es que si yo me cruzo por la noche con un hombre, los dos solos por la calle y no hay nadie más, un hombre que sabe que no va a hacerme daño, yo no lo sé e instintivamente sentiré miedo o -no tan exagerado- me sentiré a la defensiva, me pondré alerta, mi cuerpo se tensará ligeramente, aunque solo sea por un segundo me fijaré en él y pensaré ¿me hará daño?, y eso nos sucede a casi todas, y por eso son potenciales agresores.

Trash Riot© – Crashing Waves

Y parece que tengamos que decirlo con cuidado para no ofender, pero si algún hombre se ofende no es con las mujeres con quien tiene que pagarlo, ni con las feministas, sino con los otros hombres, los que le convierten en un potencial agresor. Y aquí digo yo "no es mi problema" si te molesta, debería importarte más que tu ego lo que a nosotras nos hace sentir así de desprotegidas, porque somos nosotras las que no estamos a salvo, tu ego no sangra, nosotras sangramos.

Tampoco digo que tengáis que ser mártires por lo que hacen otros hombres, pero sí que tenéis que ofenderos menos y escucharnos-entendernos-apoyarnos más, o al menos no ser un obstáculo porque no podáis poneros en nuestro lugar. Empatizar así es complicado, lo sé, pero es el único camino. Los hombres tenéis un hueco en el feminismo pero ya está creado, debéis amoldaros a él, no intentar modificarlo a vuestro antojo. El feminismo es de las mujeres y nuestra voz es la principal, incluso cuando nos equivocamos, porque lo hacemos, incluso cuando perdemos las formas, porque es inevitable, y podéis dudar y debatir con nosotras y nos ayudaremos mutuamente para mejorar pero no podéis descartar ni infravalorar nuestra voz como si no tuviera suficiente valor.


* Este artículo de Locas del coño está muy bien sobre el tema: ¿Son los hombres violadores en potencia?
* Imágenes cogidas de esta web: http://www.enkil.org/

18/10/16

Vivir

Que nadie se engañe, no hemos nacido para vivir libres, estamos aquí para ganarnos nuestra vida. No hemos pedido vivir, no hemos elegido nacer, pero tenemos que ganarnos la vida que nos ha tocado. Como sea, lo principal en tu vida es ganarte tu derecho a estar vivo, ganarlo con esfuerzo y dedicación y perseverancia, ganarlo cuando estás cansado, ganarlo aunque no sepas qué sentido tiene, ganarlo aunque no sepas qué quieres hacer contigo mismo pero el mundo nunca deja de exigir, ganarlo como eje de tu vida que al final es de todos menos tuya. Ganarse la vida para los demás, para la aceptación de los demás, para contribuir a la sociedad y ser útil, ser digno alimento para la bestia. Somos como animales encerrados en un zoológico, gánate la comida, gánate la jaula, divierte a los visitantes, o muere, te sustituirán otros. Nuestra vida tiene el precio de nuestro salario. Disfrutar la vida, sentirla, saborearla, vivirla libres, será exclusivamente nuestro hobby, excepto para los privilegiados, e incluso ellos -la mayoría- viven también en sus jaulas, la única diferencia es que las suyas son de lujo, con vistas al cielo y el olor del mar. 

Y no seáis una carga ¡¡que estáis vivos, joder!! tenéis que complacer a mucha gente, no seáis egoístas. 



16/10/16

Dos soledades (relato)

Sus ojos, como dos universos siendo consumidos por los agujeros negros de sus pupilas, me observan, consumiendo cada estrella, cada gota de luz, los gritos de incontables muertes que no tenían escapatoria, condenados a un bucle de destrucción tras cada parpadeo, tan ligero como la bruma, tan letal como el veneno.

No soy capaz de asegurarme a mí misma que solo sea una mirada, me siento atrapada y confusa. Temo respirar, temo moverme, temo provocar a esta fuerza salvaje que me observaba, que me traspasa con su mirada, que me acaricia por dentro de la piel con ella; siento su calor como lava derramándose por mis venas. Le observo, intuyo una silueta masculina entre la oscuridad y las sombras que le rodean y le acarician entremezclándose, parece incontenible. Siento mi alma temblar de miedo a la vez que empuja contra mi pecho por el deseo de ser absorbida por esa mirada, pero la inmovilidad me contiene de huir o lanzarme a los brazos de la muerte.

¿Estoy soñando? ¿Estoy muerta ya? No hay nada más que oscuridad a mi alrededor y él, más denso, más profundo, como un diamante tenebroso que destella oscuridad propia ondulando como el reflejo de la luna sobre el mar. No hay nada más, ni una respiración entre mis labios, no siento nada más allá de su mirada, apenas recuerdo mi nombre si consigo esforzarme. ¿Cuánto tiempo llevamos mirándonos? Solo siento ligeramente la oscuridad contra mi piel, como una sensación indescriptible de algo que es todo y no es nada al mismo tiempo. Así que estoy muerta.

- Solo estás soñando, tu cuerpo sigue en tu cama, tu consciencia está aquí conmigo.

La voz retumba dentro de mi cabeza, el susurro de una voz grave y forzada como si hubiera sido olvidada. Mis ojos consiguen huir del hechizo de su mirada al notar una ligera sonrisa en su rostro, tras una ondulación de sombras. Intento mover los labios pero no responden así que solo pienso, si está en mi mente podrá escucharme. ¿Eres real?

- Soy tan real como el universo, con tu carne, como todo lo que existe tenga o no forma, tenga o no nombre.
- ¿Por qué estoy aquí? – Me alegro de no tener que usar la voz y exponerme con el temblor del miedo.
- Por el único motivo por el que existe y sucede cualquier cosa, porque yo lo quiero.
- No lo entiendo. – Siento mi mente también a oscuras.
- Pero hay cosas que sí entiendes, no me has preguntando qué soy.
- Lo eres todo. – Mi mente se estremece al pronunciarlo.

Observo sus labios moviéndose, expandiéndose lentamente de la sonrisa a una mueca, como un depredador relamiéndose. Y la oscuridad empieza a moverse, se acerca hacia mí como dejándose arrastrar. O tal vez no necesite moverse y sea a mí a quien arrastra hacia él, tal vez es el universo entero lo que mueve a su antojo. Cuanto más se acerca más consciente soy de su cuerpo y de las volutas de humo que desprende y se pegan a mi piel como una caricia fría, gélida, helada, que me duele y me calma. Solo entonces consigo ser consciente de mí misma y de mi cuerpo desnudo siendo cubierto por su oscuridad.

El frío aumenta y se convierte en esquirlas de hielo clavándose en mi piel pero cuando noto su cuerpo pegarse al mío, por fin, su piel contra la mía, tan real como mi miedo convirtiéndose en deseo, consigo dejar de sentir dolor. Fuego de tinieblas me calienta desde fuera hacia dentro, desde cada centímetro de cuerpo pegado al suyo hasta las entrañas y rincones de mí misma que no conocía. Pero solo me roza y no puedo moverme, no puedo apretarme contra él y buscar el escondite perfecto en cada centímetro de su piel. Mi consciencia desfallece, anhelante, desesperada, animal. He olvidado por completo mi nombre y siento que si se aleja me descompondré en pedazos y moriré. Y si no lo hace puede que también muera pero no me importa.

- Llevo demasiado tiempo solo, lo siento. – No me importa la tristeza que brilla en su mirada, solo necesito calmar este dolor palpitante, casi no escucho su voz entre mis quejidos. – Tienes que darme permiso, entrégate a mí.

Tengo que pensar, sé que hay algo que tengo que decir, calmará el dolor, piensa, piensa. Siento miedo, te odio ¿Qué me has hecho? ¿Por qué necesitas permiso si el universo es tuyo? Solo es un juego, solo quieres humillare, sádico, pobre Dios solitario entre humanos que pierden la fe. Calma mi dolor, te necesito, no me destruyas. En medio de la espiral de dolor y locura consigo encontrar las palabras que necesita. Mis labios se mueven al pronunciarlas, mi voz se extiende por el infinito como una promesa eterna, como una condena.

- Soy tuya.

Tal vez se consuele pensando que si tiene mi permiso podrá hacer conmigo lo que quiera y sentirse en paz consigo mismo pase lo que pase. Porque tras la niebla de mi mente, tras la locura y el deseo, tras su mirada, tras mi consciencia confusa, tras mi aceptación por desesperada necesidad, siento el peligro como un ser más que nos acompaña.

Y mis palabras liberan a la bestia. Un rugido retumba en su pecho y antes de que pueda gritar su boca se apodera de mis labios y me invade su lengua. Es más cálida de lo que imaginaba y dulce, su saliva es como almíbar. Se bebe mis gemidos mientras sus manos acarician todo mi cuerpo y otras bocas reclaman mis pezones entre sus dientes y una lengua me recorre entre las piernas. Debería sentir terror pero por un segundo que se expande me siento a salvo calmando el dolor con placer. Me abraza y me besa por todo el cuerpo a la vez y sus gemidos hacen vibrar la oscuridad que nos rodea, que nos engulle, también la noto entre mis piernas y entrando en mi boca con su lengua. Lo respiro, me posee, me inunda, saboreo su poder, la vida y la muerte, y mis lágrimas. En el instante que entra dentro de mí sé que nunca volveré a estar completa sin él.



* relato inspirado en Los cien mil reinos de N.K.Jemisin
* no aseguro que tenga continuación

15/10/16

Dos reseñas de N.K.Jemisin

Los cien mil reinos

Primero lo leí hace cinco años y recordaba que me gustó mucho. Entonces mi ritmo de lectura era más lento que ahora y su pequeña trama política se me hizo pesada porque yo quería estar todo el rato en la acción (creo que a veces no nos gustan los ritmos lentos porque siempre vamos con prisa) pero he guardado durante todos estos años un gran recuerdo de este libro, y sobre todo por uno de sus personajes secundarios. Así que decidí leerlo otra vez, algo que llevaba un tiempo pensando, y un domingo después de desayunar me acomodé en la cama con el libro, ese mismo día a la una y media de la mañana terminaba de leerlo.

Tendría que haber tenido más calma y paciencia, había muchísimas cosas que había olvidado, el libro era casi nuevo para mi memoria, pero mientras lo redescubría me llegaba algún recuerdo de algo que estaba casi segura de que iba a pasar y no podía dejar de leer, tal vez no es tan adictivo como lo describo pero con las ganas que le tenía y los buenos recuerdos para mí lo ha sido. Pero si de algo estoy segura es de que como libro de fantasía tiene el cielo ganado. Y de otra cosa estoy segura, no es tan malo tener una memoria horrible porque puedes volver a disfrutar de libros que sabes que te van a encantar, y a veces yo necesito eso, por muchos libros maravillosos y nuevos que haya por descubrir yo necesito algo que solo uno conocido puede darme: seguridad y confianza para momento en los que necesito un ancla.

Los cien mil reinos nos narra la historia de una chica que tras quedarse huérfana es convocada por su abuelo, el rey -no coronado- del mundo, para nombrarla heredera al trono. Y cuando un Arameri pide algo solo puedes obedecer, así que Yeine deja su hogar para ir al Cielo -ese maravilloso castillo que vemos en la portada- y enfrentarse al destino que quieran designarle. No tardará en darse cuenta de que lo único que podrá hacer allí será sobrevivir.

Los cien mil reinos nos habla de un mundo mágico controlado por los Arameri, de una lucha por sentarse en el trono del mundo con el mayor poder de la tierra, de la historia de tres dioses que crearon el universo, de una guerra entre esos dioses y lo que ha quedado de ellos: un dios vencedor, una diosa asesinada, y un dios derrotado y castigado con sus hijos a la esclavitud de los humanos. Y Yeine, como buena protagonista, tendrá un papel fundamental que ni ella misma conoce hasta la mitad de libro donde todos los secretos empiezan a destaparse y se pone en marcha la cuenta atrás.

Es un lectura muy ágil y sencilla, incluso la pequeña trama política que en realidad no tiene mucha importancia pero supongo que Jemisin intenta dotar de profundidad y realidad al mundo que ha creado con su política, sus religiones, sus leyendas y su magia. No es nada enrevesado así que entras en la historia y te mueves a través de ella muy fácilmente. Lo más importante son sus personajes y sus historias y creo que Jemisin los ha creado muy bien. Los Arameri son despiadados, Yeine es ingenua en su mundo pero aprende rápido y es fuerte; será arrastrada por la obsesión de descubrir quién asesinó a su madre y cómo sobrevivir a su familia, y destacaría a dos dioses: Nahadoth, el Señor de la Noche, condenado y esclavizado, débil de día, salvaje de noche en la oscuridad que le da poder pues él es la oscuridad, siempre terrorífico. No te atrevas a susurrar su nombre en la noche porque puede aparecer. No te enamores de su belleza porque te destruirá. Aunque los Arameri tengan a los dioses controlados, con la correa apretada al cuello, a veces alguien comete un error con ellos, al darles mal una orden y usar mal la magia, y los errores con los dioses se pagan con la muerte. Pero no seré yo quien les culpe de su odio y su brutalidad, han sido esclavizados, son torturados por humanos que tienen un poder que no les corresponde, yo también estaría enfadada. El Señor de la noche es una fuerza brutal contenida, como un animal enjaulado, y como personaje tiene una fuerza impresionante porque con lo poco que sale te seduce con su oscuridad y su peligrosidad desde la primera vez que aparece, es un personaje maravilloso. Luego está Sieh, uno de sus hijos, que conserva la apariencia y esencia de un niño, es inquieto, juguetón, travieso, muy cariñoso, tierno, un poco manipulador, casi olvidas que es un dios más viejo que el mundo, le da luz a la historia cada vez que aparece, es imposible no quererle. Y otra cosa que podría destacar es cómo describe física y sensorialmente a los dioses (porque no siempre tienen forma física definida y son mucho más que eso) y te lo imaginas a la perfección.

El final me sorprendió, me gusta que me sorprendan. Voy a empezar el siguiente con muchísimas ganas, aunque no creo que aparezca Nahadoth, la historia cambia de personajes, pero la ilusión me puede.


Los reinos rotos 

Todo ha cambiado desde el final del anterior libro, este continúa diez años después. Los hijos de los dioses ya no son esclavos pero tampoco son completamente libres, tienen normas que seguir para la protección del mundo humano, y ahora es Itempas quien ha sido castigado por sus pecados a vagar por el mundo como un humano hasta que el dolor y la furia de Nahadoth sean compensados. Tampoco es que esto sea un gran spoiler, los libros suelen acabar bien después de las tragedias y de que los protagonistas lo pasen muy mal, el final del libro anterior merece la pena si no lo has leído incluso sabiendo que lo consiguen porque realmente eso ya lo sabemos siempre, lo que no sabemos es cómo o a qué precio y eso es lo interesante.

La protagonista de este libro es una mujer muy especial, se llama Oree y lo más destacable de ella es que es ciega y lo único que puede ver es la magia como colores que cambian de intensidad y de forma según se use, tal vez por ese poder que le permite ver a los dioses -pues están formados por magia pura- es que se siente atraída por ellos y se rodea de hijos de los dioses, a veces queriendo y a veces sin poder evitarlo, pues pueden esconderse de ella. Y un día, en su apacible vida, aparece en el callejón de su casa un hombre tirado entre la basura, debería haberlo dejado allí pero ella siempre intenta ayudar a quien lo necesita y se siente irremediablemente atraída por el peligro. Y ese hombre, silencioso y huraño, peligroso más para sí mismo que para los demás, empieza a hacerse un extraño hueco en su vida.

Hasta que aparecen los problemas, alguien asesina a una hija de los dioses, pero se supone que ellos no pueden morir, y es Oree quien encuentra el cadáver, un cadáver al que le han arrancado el corazón, el primero pero no el último. Y empieza la marcha atrás hasta encontrar al culpable y que la furia de Nahadoth no arrase el mundo donde están asesinando a sus hijos, les concede treinta días antes de actuar él mismo. Por desgracia no veremos a Nahadoth, pero sí la vemos a Ella intercediendo por él y es maravillosa. Y Sieh aparece unas cuantas veces aunque está muy cambiado, pero claro, con los demás no se comporta como lo hacía con Ella y ahora es libre con todo su poder.

En este libro tratan mucho el tema de las religiones y la adoración a los dioses pues ahora hay muchos y el mundo también es libre de elegirlos, y profundiza en la fina y oscura línea que separa religión de secta peligrosa, la ambición, la creencia de poseer la verdad absoluta, el ansia de poder disfrazado de culto. Y lo peligrosa que puede llegar a ser la magia.

Al principio se me hizo la lectura un poco más lenta, muy introductoria, aunque tampoco tenía mucho tiempo para leer y si no puedo sentarme y estar al menos dos horas leyendo una novela se me atascan los capítulos y me cuesta hacerme a ella, puede que sea más problema mío que del libro, no sé. Pero también es cierto que leer a Jemisin es una delicia, que pasas las páginas sin darte cuenta, y cuando llega la acción es un no parar de ritmo y en ese momento me leí la mitad en un solo día. Y como siempre destaco sus personajes por encima de todo, aunque sus historias también son muy interesantes con el equilibrio justo entre lo predecible y las sorpresas -que siempre las consigue-, y además en este ha tratado muchísimo mejor el eje de las religiones/sectas que en el anterior la política. Me ha encantado Oree y su bondad y su fuerza, a veces más temeraria que valiente. Me ha gustado muchísimo el personaje de Itempas porque no me ha terminado de caer bien durante toda la lectura y así es justo como debe ser, porque es un dios torturado por su propia mente que ha cometido el peor de los pecados y ha estado solo muchísimo tiempo, odia a los humanos y no los entiende y se odia a sí mismo, le puede el orgullo, un personaje así no puede cambiar ni en trescientas páginas y no va a caerte bien porque es un capullo, pero tampoco es malo del todo, a veces vislumbramos su frágil y diminuto corazón y en esos momentos sentí pena por él, incluso con el horror de sus actos y su dura personalidad sentí pena por él y hasta ternura al final, justo al final. Eso me ha encantado.

Y el final otra vez me ha sorprendido y esta vez me ha roto un poquito el corazón, perfecto.



La editorial me ha contestado por twitter que no tienen planeado publicar la tercera parte (final) de esta saga pero aun así los recomiendo, Los reinos rotos tiene un final que puede quedarse ahí, sin más, aunque quede abierto pero en cada libro su historia termina solo que deja una puerta abierta para el siguiente. Y espero que, como mínimo, traigan más libros de esta autora porque me gusta mucho.

Voy a tener que aprender inglés solo para poder leer más libros.

13/10/16

hay una nana en la tormenta para la niña animal que aúlla poemas


caen las manos decapitadas
hacia los espejos de invierno
y el grito se quiebra

huyen las lágrimas a contracorriente hacia la oscuridad del párpado
para no ser bebidas por la caricia
y ensuciadas por el invierno que no respeta la humedad

caen las manos disecadas
como poemas lanzados a la soledad
de la loba muda

huye antes del llanto
niña
o dormirás
dormirás
dormirán
tus pulmones
como los pétalos de las flores
tras la tormenta


27/9/16

Si la niña no llora está muerta


Hay un trueno que conoce mi nombre
como la caricia de la lluvia
antes de fragmentarse contra el suelo

hay un rostro que me observa

contemplo mi sucio reflejo
en agua cristalina

hay un rostro que se deforma en grito

Caerán los coágulos como lágrimas entre mis piernas
mientras la oscuridad me abraza el cuello con sus garras
y el futuro se convierte en un triste presente
que gime
y busca
y grita
y gime
y duele
y desgarra
y gime
con la boca llena de arañas azules
de besar la soledad.


21/9/16

caquexia 2


Recordar que tienes el secreto del silencio 
en la cálida herida de la tristeza
desgarrada
entre los pliegues de arrepentimiento
si te atreves a marcharte de sangre
si te atreves
para calmar al trueno desesperado
que quiere ser aguijón en tu pupila
donde se esconden la enfermedad y el eco
y derramar la infección
como si no fuera contagiosa
como si no fuera un mar intentando calmar la sed
como si no fuera mi rostro azul
asfixiado
de soledad
Y, de repente, a punto del salto de fe
de ser ángel de nieve en el cemento
el terror,
olvidar
el orden de las palabras en el desierto de la lengua
y partir el secreto en dos nubes grises
que lloran
y lloran
y lloran



20/9/16

caquexia 1


No es un pecado coserme los labios con soledad
pero sí hacerme sangrar palabras escondidas

¿y si todos son barbarie  ellos
que te huelen como si fueras tú la herida
porque no entienden la caricia
del silencio?

como carroñas acechando el cadáver
que todavía lucha por aliento.



17/9/16

Día cuatro de regreso a la rutina


Lo único que me incitaba
a volver a casa
era terminar de escribir
todo lo que necesitara escribirse

como si pudiéramos chantajear a la muerte con arte...

pero había olvidado
que solo se puede escribir mientras soñamos
y la vida real nos rompre los dedos a latigazos
cada falange de musa agoniza
susurrando
epitafios.




15/9/16

Día dos de regreso a la rutina


El tiempo me engulle
dentro de una oficina gris
y los segundos se convierten en cactus moribundos
como mis mejillas alimentando las ojeras
que se extienden por todo mi cuerpo

Y cuando pasa la eternidad
que cae de mis párpados como una pestaña desgastada
salgo hacia las últimas horas de sol
respiro el aire contaminado
y camino hacia casa
hacia mi momento para ser

pero he olvidado las letras de mi nombre.



14/9/16

Día uno de regreso a la rutina


La condena de marcharse
que conlleva siempre volver
al único hogar conocido
con olor a cárcel antigua
y metal oxidado

Los paisajes de oxígeno se decoloran en las pupilas

Las bestias de cemento
desgarran el suspiro de luz
que sobrevive al hongo gris
que asfixia las nubes
y nos dejan a la penumbra del recuerdo
donde se confunden las rosas con las margaritas
y al arrancar una espina
llueve sangre.


4/9/16

Hablando de escribir y trabajar

Entretenimiento (sinónimos):
Distracción, diversión, pasatiempo, esparcimiento, hobby, afición, jolgorio, placer, recreo, regocijo, juego.  Antónimos: aburrimiento.

Trabajo (sinónimos):
Ocupación, función, misión, cometido, quehacer, labor, tarea, faena, operación, tajo, brega.
Esfuerzo, carga, tormento, pena, penalidad, martirio, padecimiento, batalla, lucha, pugna.
Antónimos: descanso.


Solemos considerar el trabajo lo opuesto al entretenimiento, le damos un matiz peyorativo porque el trabajo suele ser una obligación impuesta que conlleva un esfuerzo más duro y el entretenimiento una actividad elegida de esfuerzo ligero o nulo. Pero no son opuestos y aquí aparece lo que llamamos “vocación”.  Hay personas que tienen la suerte de dedicar su vida a su vocación y luego estamos los demás, que tenemos un trabajo por obligación y otro trabajo vocacional que queda relegado a “simple hobby”, pero eso no debe quitarle importancia o permitirnos no tomarlo tan en serio, pues eso que elegimos, eso en lo que elegimos volcarnos en cuerpo y alma, es lo que le da más sentido a nuestras vidas y representa las alas de nuestra libertad. Para mí es escribir, y por eso quiero hablar del trabajo que implica escribir, del aprendizaje y esfuerzo necesario para hacerlo y de la satisfacción de cada momento dedicado a ello. 

Y sabed algo: escribir no es solo juntar palabras. Claro que puede hacerlo cualquiera, incluso hacerlo bien, pero solo si decide dedicar su vida a ello con obsesión y devoción.

Yo pensaba que ya lo sabía y que ya lo hacía, pero me he dado cuenta justo mientras escribo mi primera novela y mientras leo el primer libro sobre cómo hacerlo de que no había tomado la decisión de verdad con todo su peso y conscientemente, de que acabo de hacerlo, de que antes solo era una “juntapalabras” y ahora empiezo a ser lo que he decidido que quiero ser: escritora.

Y cuando me pregunten a qué dedico mi vida, diré: yo escribo.



fotografía de Angélica Liddell

31/8/16

Poema descartado


A veces
me pregunto
si fue real
si hace diez años
veinte años
fue real

me pregunto
si nací de una grieta
de una herida
tras un temblor
de agua salada

a veces
olvido
y me siento perdida
en la inmensidad
donde habitan
siete mil millones de personas
y mi sombra

me pregunto
si el olvido es supervivencia
o debilidad
porque a la vez
duele y salva

y de repente
recuerdo su voz
una reminiscencia que brilla
y suena a hogar azul
acomodada en mi pecho

pero fuera
no hay sonido
y las estrellas
solo son fuego y cenizas.


28/8/16

Qué es el feminismo para mí

Hola. En este nuevo vídeo he querido explicar qué significa el feminismo para mí de una forma muy personal, lejos de etiquetas y teorías. Empiezo y termino leyendo a Virginia Woolf y entre medias os cuento por qué el feminismo es necesario, no es reemplazable, y me siento orgullosa de ser feminista por todas las cosas positivas que me ha aportado. 



Gracias por verme y leerme. 


24/8/16

De las feminazis al feminismo complaciente

No entiendo por qué twitter es una de las redes sociales más famosas cuando es tan complicado debatir y expresarte correctamente en ella por la limitación de caracteres, es frustante, nunca consigo decir todo lo que necesito para explicarme como quiero. He intentado debatir con unas chicas sobre un tema y no hemos llegado a ninguna conclusión porque no nos hemos entendido bien (y no me refiero tanto a convencer a la otra como a llegar a un punto en común) porque no podíamos hablar bien y de verdad. Twitter es la red social de la pereza mental "oh, sí, mírame, hago micro poesía, escribo frases intensitas, puedo dar mi opinión (limitada y superficial) sobre cualquier cosa, blablabla", como entretenimiento no está mal, pero en el fondo si quieres hacer algo de verdad no puedes hacerlo en twitter, como mucho sirve para compartirlo.


Ayer una chica compartió en twitter un vídeo (si buscáis lo retuiteé en mi perfil) en el que sale desnuda probando -lo que es dar un sorbo, un trago- su menstruación de la copa menstrual y la sangre restante se la derrama por encima. Esto, cómo no, ha sido muy polémico, desde chicos volviéndose locos deseándole una violación por feminazi hasta chicas señalando lo repulsivo del acto y cómo perjudica al feminismo. Con el vídeo lo que quería era provocar y lo ha conseguido, bien por ella. Hablar sobre ello y sobre las reacciones que ha tenido es complejo y se necesita tiempo y espacio. Yo incluso puedo sacar dos debates de todo esto.

Primero. El vídeo se titula "el arte de incomodar" que como título está muy bien, pero en los comentarios se lo defiende diciendo que es una forma artística, que es arte, que es un performance artístico, etc. Usan demasiado el calificativo de arte para referirse al vídeo y eso me molesta, más que la sangre incluso. ¿Se puede hacer arte con la menstruación, usándola o haciéndola visible para normalizarla? Sí, se puede y es maravilloso y necesario, y puede ser algo sucio e igualmente bello. ¿Probar tu sangre y echártela por encima es algo artístico? No, tal y como ella lo hace no tiene nada de artístico. Nos atribuimos demasiados méritos e infravaloramos el trabajo artístico de verdad que conlleva esfuerzo y dedicación. Es un vídeo cutre que tiene un propósito y lo consigue pero NO ES ARTE.

La chica insiste en que lo que hace es una performance y algo artístico, incluso dice que no es ninguna reivindicación, y al dar mi punto de vista voy a contradecirla como espectadora pero una cosa son sus intenciones y otra lo que llega a transmitir, yo creo que lo único que ha hecho -o conseguido- es un acto reivindicativo que busca con la provocación reclamar su feminidad y su libertad, eso es lo que yo veo, aunque es cierto que hace un buen contraste con la imagen y la música que usa pero sigue siendo un vídeo muy cutre de estar por casa y el arte conlleva más trabajo que desnudarse y grabar un vídeo de 30 segundos.

Segundo. La menstruación. Cuidado que no se maree ni se sulfure demasiado rápido nadie. Quiero empezar aclarando lo que parece el punto de partida de muchas y es que no es necesario hacer un vídeo así, ni para el feminismo ni para nada, pero literalmente necesarias hay muy pocas cosas en la vida, y hacer un vídeo así tampoco es un crimen, no debería ser visto como algo malo y horrible, si en el fondo es una tontería, y precisamente porque molesta tanto tal vez sí es necesario hacerlo.

Por este rechazo tan insistente parece que nos esté obligando a que lo hagamos todas ¡ronda de chupitos de sangre! pero no, tampoco eres más o mejor feminista si pruebas tu menstruación ni es necesario hacerlo, simplemente ella ha querido hacerlo y fin. O aplaudes o te unes o miras para otro lado si no te gusta y sigues con tu vida, pero esta repugnancia y rechazo hacia nuestra sangre es desmedida, peor viniendo de mujeres.

También es exagerado probar tu sangre, sí, pero y qué, no veo el problema por ningún lado. "Que es asqueroso, que es perjudicial, que no es sano, que es molesto"... tonterías. Ni desayuna cada día sangre con tostadas ni obliga a nadie a hacerlo ni viene a restregarnos su sangre por la cara. Es un acto de provocación, es un acto extremo y descarnado para incomodar, y siendo eso es perfecto, porque molesta cuando no debería hacerlo. Entiendo que sea un poco asqueroso, ella misma dice que sabe fatal su sangre, pero yo soy capaz de ver más allá de esa tontería superficial y entenderlo, con un punto de vista diferente al de ella pero el resultado final es el mismo para ambas. Y lo que quiero haceros entender es que si tanto os molesta y os ofende es problema vuestro, porque aunque dé asco no es nada malo ni para volvernos locos.

La menstruación sigue siendo un tabú, es considerado algo sucio y muchas veces las mujeres tenemos que esconderlo, disimularlo, y eso sí es horrible y perjudicial, por ello rechazamos nuestro propio cuerpo y hace que nos sintamos mal. La menstruación no es agradable, duele, molesta, es incómoda y altera toda nuestra vida, pero forma parte de nosotras, es natural y lo que necesita es aceptación total, sin ascos, sin vergüenzas, sin cursilerías: la menstruación es sangre, coágulos, compresas, tampones, bragas manchadas, dolor, cambios hormonales, alteraciones en nuestro cuerpo... pero bastante complicado es ya como para que nos hagan sentir peor. Otros ejemplos: hay muchas mujeres que rechazan su propio cuerpo porque está hipersexualizado por la sociedad y llegan a verlo o sentirlo como algo desagradable, también casi todas las mujeres nos sentimos mal por no ir depiladas cuando nuestro vello es totalmente natural pero nos hace sentir sucias y feas. Lo mismo pasa con nuestra menstruación, no es una maravilla tenerla -no creo en ese rollo de adorarla porque a mí me duele- pero es nuestra y para ser libres debe ser aceptada, guste o no, ensucie o no, incomode o no.

Las formas de luchar por esa aceptación -ni si quiera digo que la intención de la chica con su vídeo sea esta, solo es una opción y un punto de vista en el que me centro- pueden ser muy variadas y creo que son todas válidas, aunque parezcan extremas o aunque sea simplemente hablar cada una en nuestro entorno de nuestra menstruación para normalizarla, todo está bien porque llega al mismo punto: que podamos vivirla tranquilas.

Y por último, el peligroso paso de ser feminista a ser feminazi. Porque ser feminazi es hacer cualquier cosa que incomode-moleste-ofenda al patriarcado, parece que las feministas tenemos que luchar despacio y con delicadeza, pidiendo permiso y con mucha educación para hacerlo bien, para hacerlo que guste a todo el mundo, pero yo creo que esa no es una lucha real (a parte de que es imposible), es una lucha vacía de fuerza, banal, fácil de olvidar e ignorar. Yo creo que es muchísimo más peligroso el feminismo complaciente que el feminismo que provoca aunque provoque una reacción adversa en la mayoría. No me preocupa no gustar porque es complicado cambiar un mundo adoctrinado, me preocupa más gustar a todo el mundo en una sociedad claramente machista.

Se puede usar el cuerpo femenino como reivindicación feminista en la lucha, pero también puede usarse sin esa motivación, por el simple hecho de querer enseñar las tetas o probar tu sangre o hacer un vídeo controvertido. Pero el feminismo se necesita y va unido a cada uno de esos actos, tengan el motivo que tengan, porque sirve para validarlos y normalizarlos. Se os llena la boca con la palabra libertad pero alguien hace uso de ella sin dañar a nadie ni hacer nada malo y como os molesta y os cuesta identificaros con ello no lo aceptáis y pasáis al total rechazo. Pensad un poquito en esto, por favor.

Hace falta más activismo y más movimiento social, empezar por twitter (o usarlo como medio para compartir y llegar a más gente) es el primer paso hacia más implicación y cultura feminista, sigamos hacia delante.

Y termino aquí, aunque podría seguir, pero tengo que ir a cambiarme el tampón :)


11/8/16

La tranquilidad del dominante con la mano en el cuello del sumiso


Están tranquilos
porque los huesos de la dignidad
y los tendones de la libertad
tardan mucho tiempo en sanarse
lentamente
hasta alzarnos con todo nuestro cuerpo
y la mirada erguida
sobre la fosa donde estábamos olvidadas
desterradas
como árboles derribados a golpes
pero florecemos
demasiado llanto ha ahogado el miedo
y vamos a conquistar las ruinas

Estad tranquilos
que tras vuestra calma llegará nuestra tormenta.



2/8/16

Escritura automática (angélica liddell me crea pulsión por escribir cuando la leo)


La guerra me envejece
consume mi piel y mis huesos y mis ojos
esta necesidad constante de luchar para seguir viva
luchar contra todos y contra mí misma
luchar por comida. por calor. por respeto
por ser la mejor sombra muda de los dueños de la luz
dueños del sadismo. maestros del odio. expertos en la violencia
luchar por el amor de los demás
contra mi odio
contra las horas
contra las ganas de sentirme viva y no poder huir. escapar. gritar. negarme.
negaros a todos mi aliento

Hacer la guerra
para qué
Parir la guerra
para qué
Vivir en guerra
para quién
estoy cansada
y tengo sed en los ojos
hambre en las manos. uñas de loca medicada. cuerpo abandonado. corazón ciego
y un refugio de huesos que no resiste ni un suspiro por la utopía soñada
tengo sueño en la piel
ojeras en los huesos de los dedos

Soy el invierno que congela las balas
y soy la bala y el sádico que dispara y la sombra que abre la boca de loba y se la traga como si fuera una flor de miel extraída de los pechos de la madre de un bebé muerto
nadie pronunciará su nombre
nadie recordará el mío
todas las guerras son estériles
siempre habrá una bestia haciendo ataúdes para las sombras.


1/8/16

Fragmento de mi novela. Capítulo 8

 

...No quiero ser víctima de nadie, menos de mí misma, pero el mundo no está preparado para las personas como yo, o nosotras para el mundo. Las personas rotas y frágiles por dentro que jamás podrán adaptarse y encajar. Supongo que entonces la culpa queda en empate, pero sigo llevando yo toda la carga y a veces me supera. Si pudiera tener un descanso... pero no hay descansos en la vida.

Hay días que siento que me arde por dentro este malestar, este no querer estar aquí, la pulsión de salir corriendo, la necesidad de hacer lo que de verdad quiero, de estar tranquila leyendo y escribiendo, de no ser una esclava de la sociedad y poder vivir mi vida como quiera y me haga feliz. Es un fuego doloroso que a veces me deja helada.

Pero parece que dedicar tu vida al arte es cosa de vagos, o alcanzas el éxito o es imposible vivir de ello, vivir para ello. Se nos ha olvidado lo importante que es crear arte, para nosotros mismos como artistas y para el mundo porque podríamos cambiarlo, mejorarlo, y eso es lo que quieren evitar, nos educan para ser robot y dedicarnos a un trabajo para poder pagar nuestra vida dedicada a ellos, a los que nos miran desde su pedestal de dinero y poder.

Miguel me ofrece su ayuda en cuanto Lorena se da la vuelta refunfuñando, pero sin mirarle si quiera me levanto y voy con paso rápido hacia el baño, aunque parece que mi cuerpo se mueva más lento como a través de agua y pese el doble. En cuanto la puerta se cierra mi boca se abre para coger una gran bocanada de aire y empiezo a hiperventilar.

Me hecho agua en la cara, cierro los ojos, intento controlar la respiración, me masajeo el pecho con una mano justo sobre el corazón que parece que quiere huir corriendo de mí, aprieto con los nudillos haciendo círculos despacio e intento recitar algún poema de Pizarnik para despejar mi mente y olvidar la ansiedad. Olvidar sentirme una inútil, una inadaptada. Olvidar que no tengo a nadie en quien refugiarme. Olvidar que odio despertarme cada mañana, hasta que por fin vuelvo a casa y puedo vivir un poco. Alejandra también tenía que hacer trabajos que odiaba para pagar las facturas, sobrevivía como podía para poder vivir para la poesía, aunque no es el mejor ejemplo a seguir… Tardo unos minutos en abrir los ojos y suspirar más relajada.

A la vez que me aflige este sufrimiento inútil temo perderlo, temo conseguir formar parte de la sociedad como una oveja más en el rebaño y dejar de necesitar compulsivamente lo único que me hace sentirme viva, la literatura, y si algún día dejo de leer y escribir sería como morir, perdería lo mejor de mí. ¿Acaso hay que sufrir para dedicar la vida al arte? No lo sé, nunca lo sé...


28/7/16

Cold in hand blues

Alejandra escribe:

y qué es lo que vas a decir
voy a decir solamente algo
y qué es lo que vas a hacer
voy a ocultarme en el lenguaje
y por qué
tengo miedo

Blue escribe:

Alejandra, Alejandra, Alejandra...
en los espacios entre las letras de cualquier palabra desgastada
en los precipicios dentro de las letras que escondemos con tinta y versos
en los pozos de garganta de lobo hambriento en los puntos finales.
Podemos escondernos.

Tamara dice:

- Yo también tengo miedo. Escribo.


23/7/16

Escribe, escribe y ensancha el alma



Para escribir poesía necesito alimentarme de la tristeza o de la rabia. Pero para escribir prosa largo y tendido necesito paz y bienestar emocional o me bloqueo, como empujón puede servir a veces un poco de rabia pero leve, si me siento mal soy incapaz de escribir más que versos. Curioso. Mi humor ciclotímico me permite oscilar entre la poesía y la prosa, en un temerario baile al borde del precipicio con unas vistas preciosas.


16/7/16

Cambiemos humanidad por barbarie (2)

¿Sabéis que atacar significa matar gente?
¿Sabéis que las guerras matan gente?
¿Sabéis que los drones matan gente?
¿Sabéis que lanzar bombas mata gente?
¿Sabéis que nuestros países van a guerras en nuestro nombre y mandan drones en nuestro nombre y lanzan bombas en nuestro nombre?
¿Sabéis que para ellos...
- los otros, los que ven nuestra lluvia de bombas y a sus familias asesinadas -
...nosotros solo somos también gente?



Cambiemos humanidad por barbarie (1)

Creo que os pone cachondos llorar
sobre fotos de cadáveres de niños
asesinados
y gritar de horror en ciento cuarenta caracteres
y seguir lanzando bombas  fuera de casa
para que mueran más niños  en todas partes
y culminar vuestro perturbado orgasmo

la humanidad eyacula sangre
llora sangre
bebe sangre
pero solo sangra petróleo.





15/7/16

No es un jodido poema

Ahora lloramos otra vez, hijos del primer mundo, hijos de Europa, lágrimas de diamante
hijos que odian a sus hermanos
hijos que asesinan a sus padres  
hijos que se miran al espejo y deforman el reflejo
hijos con la cabeza muy alta, la lengua muy larga, el cerebro muy pequeño, y las manos escondidas

No conocéis la sangre de la guerra
de los drones que lanzan bombas ciegas
en hogares que no nos pertenecen
en los cuerpos de sus niños indefensos
sus hijos
sus madres
sus hermanos
sus cadáveres arropados con sábanas sucias
mientras peinamos nuestro sedoso cabello
y hacemos la compra al salir de trabajar
nos damos un capricho de chocolate
y hacemos el amor
sin conocer el miedo
expertos en odio e ignorancia

No oléis la sangre que mancha vuestras manos limpias de mugre y muerte  
NO INOCENTES, SOLO MENTIROSAS
hasta que la venganza
arrastrada por la locura y la maldad que no nacen de la nada
la hace gotear de vuestros propios cuerpos
NO INOCENTES, SOLO COBARDES

cobardes llenos de odio y sangre
que ahora gotea en armonía con la de sus hermanos

y nadie aprende
que hay que dejar de odiar
para secar el mar de sangre

que la guerra solo se termina
dejando de matar
o aniquilándonos a todos.

Lágrimas de escupitajo es lo que de verdad somos
libre de culpa ya no queda nadie


13/7/16

No es un poema

Cómo espero escribir un poema
si me cuesta mover los dedos
a través de esta bruma de apatía
ni me peino ya con estos muñones
soy una leona enjaulada en silencio
si tras despertar he mirado el techo durante diez minutos
y no he encontrado ningún motivo
para levantarme
el metro huele a sudor, a cuerpos hambrientos, a esclavitud
mi oficina está en un primer piso y es como escalar una montaña
si llevo una hora removiendo el café
mirando la página en blanco
queriendo solo acurrucarme bajo ella
y desaparecer
llaman al timbre, abro, sonrío, reparto los paquetes
sigo contabilizando, me siento como una mala actriz
frente a las cámaras de vigilancia
los hilos sádicos nunca dejan descansar al títere
tengo que comer
tengo que pagar las facturas
tengo que trabajar
lo que no necesito alimentar
es la profundidad que empequeñece
entre la garganta y el estómago
abandonándome
donde el deseo se convierte en tinta, en grito, súplica, oxígeno
donde somos inocentes y la fantasía puede cambiar el mundo
donde está mi hogar
construido con mis propias manos
y soy diosa, dueña de la palabra
de la luz de las estrellas
en esta eterna cálida noche de terciopelo
qué le importa a nadie
si el cuerpo sigue moviéndose aunque quede vacío por dentro

si el silencio es compensado con ruido ruido ruido ruido
ruido ruido ruido
ruido

llaman a la puerta, sonrío
cierro la página en blanco
sigo contabilizando


30/6/16

Mi conclusión tras las elecciones 26J


Tras el desastre, la debacle, la locura transitoria colectiva. Tras la victoria del miedo, la apatía, la desilusión, la desesperanza, la manipulación, la ignorancia....

Claro que Pablo Iglesias ha cometido errores y ha llevado a cabo estrategias que no le han funcionado, claro que Pablo Iglesias no es perfecto ni Podemos es como nos gustaría a todos y cada uno que fuera, pero yo creo en ellos, creo en su ideología, creo en su voluntad, porque comparto las bases de su filosofía política (de izquierda). Creo que lo han intentado con todas sus fuerzas teniendo al mundo entero en su contra y hemos sido nosotros, sus votantes, su propia gente, quienes les hemos defraudado, les hemos vendido, no hemos estado a la altura de su encarnizada lucha, les hemos traicionado porque la izquierda no está unida, porque dentro de la izquierda se lucha unos contra otros porque creemos que todos somos perfectos y que todos llevamos razón y debe ser tal y como digamos, pero no, nunca habrá un partido político ni una persona que encaje contigo al cien por cien, es imposible, pero no esperamos menos y así de mal nos va, luchando entre nosotros y dejando ganar al enemigo, al enemigo real, y después tenéis los santos cojones de pedir la cabeza de Pablo Iglesias como si nos hubiera fallado a todos, el único que ha luchado incluso con sus "compañeros" en contra, el único que ha intentado luchar por nosotros, la única culpa es nuestra.

Esa es mi conclusión, que la única culpa es nuestra y gracias a nosotros nuestra izquierda se hunde y Mariano Rajoy y todo su partido corrupto siguen en su pedestal controlando todo y riéndose de nosotros con toda la razón del mundo, cómo deben estar riéndose de todos nosotros y a la vuelta de la esquina tenemos más recortes y subidas de impuestos mientras ellos ríen y ríen y ríen y nosotros sufrimos y seguimos dejando que ganen porque "es que Pablo Iglesias se ha equivocado en esto y lo otro no me gusta y ahora me enfado y no respiro y no le voto".

Mi última conclusión: sois gilipollas. Desperdiciar una oportunidad como esta no merece otro calificativo, y de los que votan al PP y los muchos votantes que han ganado no voy a decir nada porque me muerdo la lengua hablando de ellos y me enveneno a mí misma.

La situación de la izquierda me recuerda un poco a la del feminismo, con luchas internas, cada grupo intentando imponer su ideología a las demás cuales profetas de alguna diosa inventada. Pero bueno, este es otro tema para otro día, tal vez.


28/6/16

Reseña: Partir de Lucía Baskaran


Partir es una historia sobre la juventud, sobre cómo matar la ingenuidad postadolescente y morir un poco, para luego resucitar hermosos. A través de la protagonista, la autora nos sumerge en un relato descarnado en primera persona. Desde sus personajes —jóvenes locos, temblorosos, que quieren descubrir el mundo y hacerlo estallar en pedacitos— hasta sus escenarios —Madrid, París, el ambiente universitario, ese sabor fresco, moderno, duro y urbano—, la historia va tomando fuerza y realidad y nos invita a seguir leyendo con miedo y emoción.

***

Comenzaré diciendo que es una novela muy femenina, me ha dejado muy marcada esa sensación, por la protagonista y todos los temas que toca su historia, aunque no es feminista porque solo roza el tema durante un par de páginas y lo descarta sin ningún interés, eso me ha defraudado, habría sido muy interesante que con el camino que llevaba terminara concienciada y sintiéndose feminista como una parte importante de su evolución, pero no.

Mujeres escritoras: si no escribimos nosotras sobre feminismo y hacemos que nuestros personajes sean feministas nadie más va a hacerlo, tenemos la oportunidad de dar visibilidad, de concienciar, de enseñar incluso, de normalizar, solo dándole un poco de importancia en nuestras historias, tenemos que hacerlo.

Al final te lleva por otros caminos que también son interesantes, le da muchísimo más realismo al conjunto, y te hace conectar más íntimamente con la protagonista, te da una conexión con la que entenderla, lo malo es que no lo tenemos durante todo el libro. Dejarlo para el final por un lado es una pena y la pérdida de un gran tema y por otro es un buen golpe de efecto pero yo habría preferido que saliera antes y se trabajara más.

No se trata tanto de una historia de evolución del personaje como de descubrimiento para nosotros, ella es así y hace lo que puede y vamos desenredando el misterio de su personalidad que arrasa un poco toda su vida, cada vez más con un sabor de inevitabilidad. Todo esto contando de una forma bastante interesante y entretenida: mezclando presente y pasado hasta que en los últimos capítulos todo encaja.

La narración se centra en el punto de vista de la protagonista que está bastante bien construida -una chica buscando su lugar en el mundo, bastante desquiciada y con pensamientos muy divertidos- y lo demás, lo que está fuera de su mente, está muy mal desarrollado, parece que le falta trabajo, tiempo, más espacio, y los personajes secundarios sólo son pegotes a su lado que no tienen ningún interés ni gracia. PERO la protagonista te engancha, pese a que la autora se deja lo mejor para el final, y me ha gustado muchísimo la relación de desamor con su pareja, es tan emotivo y triste y realista, me llegaba directo al corazón esos momentos juntos, están jodidamente bien hechos, te parten el corazón, y parece que todo lo bueno va acompañado de algo malo: desaprovecha mucho ese tema, me habría encantado que saliera muchísimo más en vez de los otros estúpidos personajes secundarios.

En conjunto es un buen primer libro, es entretenido, ligero, hasta divertido, y esos saltos de tiempo son muy amenos y deben haber costado mucho trabajo. El libro tiene fallos pero también tiene cosas buenas, no somos genios que cagamos obras de arte, tal vez si sigue escribiendo mejore libro tras libro. Pero si simplemente quieres distraerte y pasarlo bien esta es una buena elección, tanto como cualquier otra, no tiene nada especial, lo olvidarás al día siguiente, pero pasarás buenos ratos con él, y eso ya es mucho decir. Yo ahora estoy empezando mi primera novela y me sentiría feliz con conseguir esos mínimos, porque es difícil escribir y le concedo eso a la autora: haber terminado el libro y que yo también lo haya terminado de leer.

Así que bien, sigamos escribiendo y leyendo.



Por cierto, jamás me dejará de sorprender y desilusionar lo exagerados que son en las sinopsis y las recomendaciones de los libros y sus comparaciones con grandes a los que no llegan ni a la suela de los zapatos, pero bueno. Venderse como autor parece un chiste ya.

23/6/16

Melancholia 3


Desearía poder hacerte pequeñito
y meterte dentro de mi pecho
en una cabaña de huesos mágicos
capaces de detener a Melancolía
antes del fin de la última palabra devorada
y que escuchases
todo lo que el silencio esconde
todo lo que se ahoga en el miedo
y aprendieses
a descifrar el escalofrío de la nausea que me alimenta
antes de la tormenta de hielo

Prende una hoguera con los huesos que me sobran
o con ese músculo inútil llamado corazón
y sobrevive.




22/6/16

Melancholia 2

- usuario conectado al chat Almas Solitarias - 4:36

Melancolía: ¿Cómo enfrentar los días que tienen más oscuridad que esta noche sin luna?
Sexy34: Preciosa, sin salir de la cama, podría hacerte ver las estrellas de esa noche eterna tuya.
PrincesaPerdida: Encontrando tu luz propia, nunca se apaga del todo, es imposible.
Caramelo: Cada vez que te sientas triste busca un rincón de soledad, métete un dedo en la boca y cuando esté húmedo lo metes dentro de las bragas y te acaricias el c**o.
PrincesaPerdida: Siempre tiene que haber un cerdo en la sala...
Caramelo: No seas remilgada, princesita, esa es la única forma de brillar con esa jodida luz propia.

Melancolía: ¿Pero para qué la luz si quema y expone? Daña y juzga y desnuda las entrañas.
Caramelo: Entonces escupe en la palma de la mano y apaga esa jodida luz frotando con fuerza y desesperación hasta que estalle y solo quede calidez, niñita triste.
Sexy34: Princesa, ¿Quieres que te rescate de esta sala de raritos o tienes ya a tu príncipe azul?
PrincesaPerdida: ¿Crees que si lo tuviera, acostado en la cama esperándome, estaría aquí?
Sexy34: Puedo encontrarte y hacer que te sientas muy bien.
PrincesaPerdida: Tienes más pinta de villano que de príncipe azul.
Sexy34: Y tal vez eso sea lo mejor, tal vez tengas que dejar de buscar príncipes o puedes divertirte con los villanos mientras aparece en su caballo blanco.
Caramelo: Y puedes cabalgarle a él mientras tanto jajaja
PrincesaPerdida: Sexy háblame por privado y rescátame.

- usuario conectado al chat Almas Solitarias - 4:48

Melancolía: No es oscuridad, extinguida la luz, es vacío, no puede rescatarse nada del vacío.
Caramelo: Niñita triste, ¿quieres mirar mientras me masturbo? Tal vez eso te anime, podemos jugar a hacernos sentir bien nosotros también.
Rorschach: En todo vacío hay un Big Bang esperando explotar, el vacío solo es un espejismo.
Caramelo: Tío, lo único que va a explotar esta noche es mi p**a si dejas de molestar.
Rorschach: No seas tan pesado, la niñita triste no quiere jugar sólo hablar ¿verdad?
Melancolía: ¿Qué quiero? No jugar, tal vez al escondite del mundo, no, hablar hasta encontrar palabras que signifiquen algo, una respuesta o sentido a las preguntas.

- ventana privada con Rorschach - 4:55

Rorschach: ¿Melancolía por la película o simplemente por tristeza?
Melancolía: Ojala "simplemente" pudiera ser real junto a "tristeza" pero no hay nada menos simple que la tristeza, es como un agujero negro que lo devora todo.
Rorschach: Perdona, no quería subestimar tus sentimientos.
Melancolía: También es una de mis películas favoritas.
Rorschach: ¿Al final la locura es lo único que te salva del dolor?
Melancolía: Justine era la magia. Pero, pese a también estar enamorada de ella, creo que su hermana está infravalorada, porque incluso sin la locura llega hasta el final con valor. Me siento parte de la película.
Rorschach: Sí, podrías serlo.
Melancolía: ¿El qué?
Rorschach: La magia.
Melancolía: No... no es en la magia ni en el valor donde me encuentro, yo soy la destrucción, lee mi nick, soy la aniquilación, yo me siento Melancholia.




21/6/16

Melancholia 1


La habitación colmada de libros
el pecho de letras
la lengua de poesía
las uñas de desesperación
los dedos de soledad
las pupilas de apatía
Y el conjunto es un quiero todo y no puedo nada
en este cuerpo de Melancolía
que gravita hacia la catástrofe.



14/6/16

Debate de hombres para hombres, como si las mujeres ya tuviéramos derecho al voto...

Ayer pasó algo vergonzoso en el debate a cuatro, tal vez mucha gente no se dio cuenta porque en ese momento estaban pestañeando o mirando el móvil, duró 22 segundos aprox. pero yo todavía lo tengo atragantado y es algo que no voy a olvidar cuando vaya a votar y que me hará votar con pesar y sin ganas, lo haré porque no tengo más opciones -creo que votar es un derecho y una obligación-, y obviamente votaré a Podemos también porque no tengo más opciones mínimamente decentes.



Lo que ocurrió y que me ofendió profundamente es que cuando consiguieron sacar el tema de la violencia de género fue un desastre catastrófico que a nadie importó. Ellos se iban por las ramas y no hacían caso, la periodista moderadora (única mujer) se hizo escuchar al segundo intento y pidió entrar en el bloque de violencia de género y pensé yo "vaya, por fin, y un bloque entero, a ver si se enrollan un poco y qué dicen", no me duró mucho el entusiasmo, más o menos 22 segundos, el tiempo que tardó Pablo Iglesias en recalcar que era violencia machista y blablabla hay que proteger a las mujeres matarlas está mal blablabla y luego dijo alguna obviedad más Pedro Sánchez con su careto de quedar bien y se acabó, siguieron hablando de los temas importantes porque el terrorismo hacia las mujeres no le importa a nadie, ni a ellos, ni a los periodistas moderadores que dejaron pasar el tema como un fantasma, ni a los votantes, a nadie. Rivera y Rajoy ni hablaron en ese bloque, ni una sola palabra y no pasó nada, no merece la pena ni mentir sobre la violencia de género y fingir apoyo, qué pérdida de tiempo ¿no?

Yo me siento ofendida, indignada, insultada, ignorada, maltratada, por esos cuatro hombres que quieren gobernar el país, de hombres para hombres, sin pensar ni un segundo en las mujeres, sin dedicar tiempo a hablar de la violencia hacia las mujeres y de las víctimas y de cómo protegerlas, que no les importa que haya mujeres asesinadas y prefieren hablar de temas más importantes porque nosotras no lo somos.

Lo que sí que no tiene importancia ya que el bloque duró segundos es que siguen sin pronunciar la palabra "feminismo" como si no fuera imprescindible hablar de ello ligado a la violencia de género, que nosotras también luchamos, que hay un movimiento social que nos representa, que tenemos voz propia, pero bastante que han empezado ¡empezado, ahora! a usar la palabra "machismo y patriarcado", cosas de mujeres no por si parecen menos hombretones, a ver si al pronunciar la palabra FEMINISMO se les va a caer la polla de repente.

Y no voy a comentar nada más del debate porque me parece tan patético juntar a esa panda de mentirosos y tener que tragarme lo que dicen que no voy ni a comentarlo, son un circo mediático sin decencia, una actuación para imbéciles. Después del gran bloque de violencia de género apagué la televisión porque si ellos no hablan de las mujeres yo no voy a escucharles más.



13/6/16

Veinte euros de parking por hacer compañía a un familiar enfermo

Me gusta la comida de hospital porque no tiene ni una pizca de sal, yo cocino igual. Es lo único que me gusta de los hospitales. Una cucharada para mi abuelo, una cucharada para mí, como con un niño pequeño hay que conseguir que coma. En algún momento llegamos a nuestro esplendor mental-intelectual, nuestra cumbre, depende de cada uno cuánto tiempo logramos mantenernos ahí, y después caemos en picado -desandando todo el camino sufrido- hasta el subsuelo y tener que volver a usar pañales y babero. Somos tan frágiles. Solo una incómoda cama y los tubos enganchados al cuerpo nos separan de la sábana de tierra. Cuando me grita que ya no quiere comer más, realmente enfadado y harto de mí, es momento de dejarlo, pero solo en ese exacto momento en que notas que si le metes una cucharada más de comida va a escupírtela. Pastillas. Agua. Finge que se atraganta para darme pena y justificar que ya no puede comer más porque no le entra ni agua, se moja la bata y esconde una sonrisa infantil en sus ojos cansados. Le doy unas palmaditas en la espalda y bajo a comprar algo para refrescarme. En realidad es para distraerme y estirar las piernas. Bajo andando y subo en el ascensor bebiendo un zumo. Justo cuando entro en el pasillo donde está su habitación veo a las enfermeras cerrar su puerta. Corro un par de metros, llamo y abro.

- Perdón, pero...
- Tienes que esperar fuera. - Me corta una enfermera con cara de pocos amigos.
- Lo sé, solo...
- Tienes que esperar fuera. -  Repite como un robot estropeado con hastío en los ojos pero sin verme.
- Ya, solo quiero...
- ¡Tienes que esperar fuera! - Se me traba la lengua con todos los insultos que conozco y solo soy capaz de mirarla con un asco infinito y ganas de saltar sobre ella y estampar su horrible careto contra la pared.
- ¿Qué quieres? - Dice otra, al ver que no voy a ceder.
- Mi abuelo tiene el camisón mojado, si se lo podéis cambiar para que no coja frío. ¡Ya está!

Y cierro la puerta. Es cierto que todos podemos tener un mal día, aunque esa mujer tenía cara de vivir en un mal día continuo, de ser ella el jodido mal día, pero si trabajas con gente enferma y familiares cansados y preocupados tienes que controlar tu carácter y tus emociones, tienes que ser amable porque me importa una mierda que tengas un mal día, yo también lo tengo, llevo todo el fin de semana sentada en un sillón incómodo escuchando desvaríos, puede que estés cansada de cuidar enfermos pero al menos no son tu familia. He conocido muchos médicos y enfermeras y hasta ahora no he visto un punto medio, o son bordes y hasta maleducados o son amables y simpáticos. Recuerdo una vez que tuve que ir a urgencias por una reacción alérgica, me encontraba fatal tanto física como emocionalmente y la mujer que estaba de guardia en urgencias me hizo sentir peor, estaba tan sensible que casi me hace llorar solo por pedirle una baja o una recomendación de reposo para no tener que ir a trabajar y la mujer casi se rió en mi cara mandándome a la mierda. "Yo no puedo darte nada, tienes que ir a tu médico", "Pero me encuentro muy mal y en dos horas tengo que ir a trabajar", "Pues vas". Otra vez una mujer muy simpática me recomendó en un papel doce horas de reposo, sabía que podían hacerlo pero no le salió de su santo coño cavernoso hacerme el favor, si solo me miró una vez cuando entré y no volvió casi a prestarme atención. La recuerdo con cuernos y ojos rojos. Terminan con mi abuelo y puedo volver a entrar.

- Ya estaba seco así que no le hemos cambiado.
- Vale, gracias.

La otra ni me mira a la cara al salir. Me siento y abro el libro por donde lo había dejado, en medio de un relato. Mientras mi abuelo y su compañero se empiezan a quedar a dormidos. Un par de horas de paz, por fin.