17/11/15

escritura automática nerviosa

Me siento a punto de explotar, estoy llena de algo, a reventar, me asfixia, necesito gritar, hablar, cantar, recitar, me ahoga, necesito vomitarlo, mearlo, escupirlo, no me deja respirar esta pulsión por escribir, por crear, por expresarme, por abrirme en canal y vaciarme y ser ligera por fin, como el suspiro tras el orgasmo y todos los nudos del cuerpo desenredándose y dormir plácidamente durante días, quiero sacarme todos los órganos del cuerpo y regalárselos a quien los necesite más que yo, yo solo sangro y gimo y escupo veneno y te cuento hasta el infinito cómo sabe el mundo, solo necesito mi voz y mi lengua, los dedos me los puedo cenar y donaré a África mi estómago lleno, un peso menos, pero no me robéis mi voz, no me hundáis en el silencio, la soledad es amiga de los locos pero yo no estoy loca, sé que el eco de esta habitación no es otra voz, porque no le escucho coger aliento, sé que darle a publicar no es como charlar pero me conformo, quién querría masticar estos huesos y lamerme el tuétano, qué miedo, tal vez no tengo nada que decir en realidad, solo truenos en la garganta.