20/7/15

Deja de existir si te vas, todo lo demás es tan injusto

Llevo tres días despierta, no porque no pueda dormir sino porque no quiero hacerlo, me da tanto miedo cerrar los ojos y verle otra vez y despertar y no poder respirar del dolor, como si los fragmentos del corazón se me clavaran en los pulmones. Se me han secado las lágrimas pero no el llanto, a veces parece que han pasado semanas en vez de días y en otros momentos puedo sentir todavía caliente el rastro de su piel en la mía, así de cruel es el tiempo tras la pérdida. La eternidad la voy a pasar sin él en cada segundo y los años a su lado se hacen diminutos y efímeros. Se desgarra el tiempo para torturarnos y solo somos marionetas. Incluso sabiendo cómo destruye y mata el alzheimer lo prefiero a él cuando éramos nosotros, a olvidarle lentamente pero nunca del todo, sería una muerte más rápida que el desamor, lo prefiero a su adiós. Deja de existir si te vas, todo lo demás es tan injusto.