17/6/15

Trágame, mar. Escúpeme.

A veces estoy en sequía lectora y tampoco me sale ni una palabra. No tengo ni tiempo ni ganas de buscarlo, caigo rendida en la cama al salir de trabajar y por la noche me trago horas de televisión porque no puedo dormir. Así pasan los días. Creo que esto es lo más parecido a estar muerta.

Menos mal que en dos semanas voy a ver el mar y si eso no me revive mejor me dejo llevar por las olas.