10/6/15

Nana cruel


Suena Robe
para acallar el llanto
y desvanecer el deseo
de la caricia fría
y dura de metal
que está ahora muy lejos de mí
en algún vertedero
y tan cerca a la vez
tanto, en mis pensamientos
tan dentro como este grito que no suelto
que me viola y me desgarra
la garganta,
qué nana tan cruel
e insoportable,
para parir la muerte
mecida en el surco de mis cicatrices
echado raíces en mis deshechos.


Sé lo que se siente al morir mejor que cualquier cadáver.