29/5/15

Asfíxiame al terminar

Ahora mismo me siento como si me hubiera corrido mientras me violaban. ¿Sabéis que hay orgasmos en las violaciones? Es horrible, es lo más espantoso que podría sentirse, que tu cuerpo te traicione de una manera tan cruel. No controlamos nada. ¿Qué somos de verdad si quitamos todas las cosas que no podemos controlar? Nuestro cuerpo, nuestros sentimientos, nuestras emociones, nuestra mente. Nada, no queda nada de nosotros. Porque lo poco que podemos elegir no significa nada, no importa nada, nunca gana en la balanza. No podemos escoger a quién querer, ni mucho menos controlar que acabe cuando lo necesitemos o que dure para siempre. ¿Cuántas veces habéis estado perdidas en relaciones tóxicas? ¿Alguna vez habéis perdido al hombre perfecto? ¿Por qué? Solo somos títeres, la vida se nos escapa entre las cuerdas. Ni siquiera podemos controlar no sentir placer cuando todo en nosotras grita dolor, negación, socorro, miedo, horror, pero nuestro maldito cuerpo nos traiciona, nos vende y nos deja tiradas en la mayor miseria.


Viólame brutalmente, destrózame, hazme todo el daño que puedas, desgárrame, pégame, asfíxiame, insúltame, cuanto más dolor sienta más podré odiarte y con ello consolarme. Si me vas a matar hazlo de verdad no te quedes a medias. Lo importante es poder estar en paz con nosotros mismos, todo lo demás podemos soportarlo.