23/10/14

No te creas que porque te quiera ya lo tienes todo ganado

Cuando me conociste era como un accidente de tráfico, horrible, pero no podías dejar de mirarme. Te enamoraste del agujero de mi corazón solo porque dejaba que te lo follaras para intentar sentir algo, ninguno esperábamos que me revivieras, espero que alguno sí lo deseara. ¿Te debo la vida? Cada vez que respire sin asfixiarme pensaré en ti.

Si crees que el amor es la cima, que solo hace falta un amor correspondido para que funcione, es que eres un pobre ingenuo condenado al desamor. ¿Crees que tus sentimientos son el elixir de la vida -mi vida-? Eso es porque no me has visto sangrar y gritar en silencio los versos de amor más horribles del mundo, que te empalmarían hasta el delirio. Mírame sufrir y quiéreme muriéndome. Acaríciame las heridas, húndete en mi coño y acaricia mis entrañas, revive mi corazón a puñetazos y róbame el aliento. El amor se me escurre por todas las grietas de mi cuerpo y sólo queda el eco de los orgasmos en mi garganta. Te querré mientras sepas follarme. Me querrás mientras mi destrucción sea interminable. No te enamores del salto de fe, ni de la caída, ama el golpe contra el suelo una y mil veces, las heridas son lo único que permanece para siempre. Yo quiero ser tu herida más profunda, infectada y sangrante. Incurable. Y darte todo el dolor necesario para que la felicidad pueda hacerte hasta llorar de placer.


¿A quién le debo mi muerte? A un millón de mentiras -con rostro- que me han desgarrado por dentro. Estar inundada no calman la sed -de venganza-. Las hemorragias internas solo ahogan la esperanza. Por mucho que me desborde nunca consigo vaciarme -de sangre, ni de lágrimas-. Soy un dolor eterno. Me doy de cabezazos contra la pared esperando olvidar y solo consigo recordar lo mucho que duele odiar. Odiarlos. Odiarme. Si tuviera el botón de destrucción total a mi alcance convertiría el universo en polvo de estrellas. El perdón nunca es la respuesta, sólo para quienes no pueden soportar la agonía de vivir odiando a muerte. Por la noche para quedarme dormida cuento puñaladas. No le tengas miedo al filo de la navaja, lo que más daño te hará en la vida nunca parecerá doloroso a simple vista.


Volver a enamorarse es de locos.
Yo siempre lo he estado -loca-

16/10/14

Para que algo cambie primero tiene que destruirse y luego rehacerse

- Hoy no estoy de buen humor, llevo días decaído, apático, y no se me pasa. Creo que sería mejor que te fueras a casa, no te ofendas.
- No, si eso es lo que necesitas me iré, ¿pero de verdad quieres que me vaya? ¿no es una prueba en plan digo vete pero pienso quédate y solo hay una opción correcta y es no hacer lo que digo?
- Lo digo de verdad, no es una prueba ni un juego.
- Bien, porque no soy adivina, si me dices que necesitas estar solo me iré porque entiendo que a veces la soledad, a nosotros mismos, es la única compañía que podemos soportar.
...
- ¿No te molesta que prefiera estar sin ti, no ser capaz de darme lo que necesito?
- Conozco mis limitaciones, ambos las conocemos desde el principio, puedo acompañarte en tu desidia si lo quieres pero no puedo sacarte de ella, no sé cómo hacer algo así, lo único que podría hacer para mejorar tu ánimo es follarte.
- Me da miedo el futuro, me da miedo caer en la desidia, porque si lo hago no podremos estar juntos, si yo cambio lo nuestro no tendrá futuro, si somos iguales no tendremos futuro, me da miedo ser como tú y perderte.
- Lo entiendo, yo tampoco quiero que eso pase.
- A veces eres tan increíblemente fría y racional que me fascina y me disgusta muchísimo.
- Bueno, lo siento, pero tú no eres así, no eres como yo, no creo que vayas a cambiar tanto ni ahora ni nunca, creo que las personas tienen una esencia que marca su carácter, hay aspectos que pueden acentuarse o atenuarse pero no cambiar completamente, somos como somos y hay cosas que nunca cambian, estás lleno de vida y de necesidad, no puedes perderlo todo.
- Yo creo que las personas sí cambian, que todo puede cambiar, incluso tú podrías revivir por dentro en el futuro, tener pasión por la vida.
...
- Me da tanto miedo el futuro, la decrepitud, ...
- Odio esa palabra, es horrible.
- ... desperdiciar mi tiempo, mi vida. A veces lo único que calma esta desolación es pasarme horas y horas leyendo hasta que me duelan los ojos y no poder más, es lo único que me llena, que le da sentido a mi vida, que me hace sentir que hago algo útil. Por eso quiero que te vayas, creo que si leo me sentiré mejor, recuperaré mis ganas de vivir.
- ¿Si no lo conseguiste ayer, ni antes de ayer, sin mí, con tus libros, por qué ibas a conseguirlo hoy echándome para seguir leyendo?
- Tienes razón. Siempre eres la voz de la razón.
- Sólo hay que esperar y aguantar hasta que pase la tormenta. A veces el alma agoniza y nada podemos hacer salvo soportarlo y esperar.
- Pero tu maldita desidia no va a ayudarme, no puedes hacer nada bueno por mí.
- No empieces con lo mismo de siempre, con que nunca me esfuerzo, porque ya no aguanto tus tonterías que se convierten en mentiras que no te crees ni tú, porque he cambiado muchísimo, porque te quiero lo mejor que puedo, porque sigo intentando cambiar para complacerte en todo, pero tú nunca tienes suficiente, nunca dejas de quejarte, nunca te conformas, y yo no puedo ser perfecta, no puedo ser todo lo que tú quieres o necesitas. Te daré todo lo que pueda hasta mis límites pero no voy a convertirme en otra por ti, acéptame de una maldita vez y deja de quejarte como un niño malcriado.
- Aunque te diga que te vayas deberías querer quedarte y ayudarme, eso es lo correcto, no irte, hacer lo lógico no es hacer lo correcto.
- ¡No se puede hacer todo a la vez, no se puede tener todo! Vas a volverme loca. ¿Quieres que grite más? ¿Quieres que te haga cosquillas hasta obligarte a llorar de la risa? ¡¿Esto es lo que quieres?!
- Para, por favor, déjame.
- ¿Quieres que me vaya?
- No
...
- Anda, vamos a follar, te dejaré hacerme todo lo que quieras, desahógate, te sentirás mejor después, los dos lo haremos.
- Voy a hacerte daño.
- Bien. Te quiero.
- Yo también te quiero.



5/10/14

19


He perdido
Lo que más necesitaba
En esta vida:
A mí misma.

Me busco hurgando
En las heridas
Con los dedos
Intentando encontrarme
Dentro de la piel
Entre las venas
Pero hay tanta sangre
Que no puedo ver.
Dónde estoy

Me busco en el reflejo
En los espejos
Entre el iris y la pupila
En los poros
Entre el pelo
Y las pestañas
Atrapadas en mis ojos
Y los suspiros
Cuanto más respiro menos veo.
Dónde estoy

Sigo hacia delante
Buscándome
Aunque me perdiera hace mucho tiempo.

Sigue hacia delante
Alejándote más
De donde te perdiste.