30/1/14

De mi último aliento surgió un remolino que arrasó las utopías

Abandonada en un charco de sangre de estrellas
Entre huesos y deseos rotos
Acaricié la oscuridad con las pestañas
Una última vez
Mientras fuera los monstruos aullaban
A un cielo sin luna, perdidos
Entre ruinas de espejos distorsionados
- astillados bajo las uñas -
Donde nunca puedes encontrarte

Brotaron rosas rojas en mis lagrimales
Que nunca dejaron de lamentarse
Y me convertí en la tumba más bonita del vertedero
Con olor a recuerdos regurgitados
- ahogados en alcohol,
prendidos con cenizas -
Y los monstruos no aflojaron sus garras, ensangrentadas
Aunque el pasado peleaba con rabia, por sobrevivir

No luches mientras intentan mutilarte

Mientras los latidos me abandonan
Sus colmillos se afilan en mis miedos
- encuentran la respuesta al laberinto
en el que me perdí -
...
...
...
No puedo sobrevivir con las manos heladas
He gastado toda la tinta de tu nombre en las paredes de mi habitación.
Me has dejado en la oscuridad
Y sin carta de despedida para arroparme
Los cadáveres están muy fríos.
Con mi último aliento el viento siempre sabrá que no te querré nunca más.
- dejaré de luchar
contra las garras hundidas en mi piel -

26/1/14

Lo primero que hace al despertar es besarme

Puede que cuando hayas dado todo por perdido se produzca un milagro, porque nunca sabemos lo que nos espera en el futuro, y a veces ni lo imaginamos. Haces algo sin esperar - incluso sin querer - nada a cambio, pero sucede, cuando tiene que pasar es inevitable, aunque por despiste le des la espalda siempre te alcanza... aunque se te olvide sonreír mirándole a los ojos, llevar los labios pintados y pedirle su número de teléfono. Algunas historias de amor solo parecen tropiezos, pero hay piedras que pueden convertirse en globos con forma de corazón y ser nuestro paracaídas a ras del dolor.

Aunque crucemos todos los semáforos en rojo por creernos inmortales y querer exprimir cada segundo siempre estoy segura con mis dedos entrelazados en los suyos, corriendo para convertir el futuro en presente. Aunque tenga que precipitarme por una ladera, hacia el atardecer, con las alas rotas, sé que no me caeré mientras sus brazos abiertos me esperen abajo. Ni aunque tenga que enfrentarme a mis peores pesadillas, armada sólo con el reguero de sus caricias, me sentiré indefensa. Y aunque el amor pueda convertirse en el dolor más inaguantable no pueden verse las dos caras de una misma moneda al mismo tiempo.

Porque al besarnos sentimos que somos invencibles, que podríamos correr hasta el fin del mundo sin perder un suspiro y allí bailar pegados al borde del abismo. Nada puede dañarnos... excepto nosotros mismos y antes nos convertiríamos en un Romeo y Julieta para desfallecer y que nuestro amor nunca muriera.

Y después de un millón de inseguridades, de un millón de comienzos para nunca llegar al final, ya no tengo sonrisas que no lleven su nombre, ya no sueño tranquila si no es a su lado, incluso las pesadillas son más soportables si puedo despertar y tocar mi realidad con los dedos. Ya no quiero - ni puedo - entrar en calor si no es con su cuerpo abrazándome y ni las mantas son capaces de hacerme dejar de tiritar echándole de menos. Pero lo peor de todo es que ahora lo primero que hace al despertar es besarme y esta noche voy a dormir helada e inquieta y sin la certeza de que mañana podré despertar sin sus labios amaneciéndome.


Puede que esto sea una declaración de Amor
para la margarita deshojada que sigue viviendo
desarmada de inseguridades
enamorada de las caricias que la mutilaron
y ahora solo es un te quiero

23/1/14

Me atraganto con cada bocanada de aire que respiro

Me encanta jugar a hacerme la muerta, dejar caer una mano por el borde de la cama y cerrar los ojos despacio con un suspiro como si fuera el último y ensayar durmiendo sin sueños. Tengo una tiza blanca, que nunca se acaba, guardada bajo el colchón, para dibujar mi silueta en el suelo cuando me tumbo a escuchar el silencio de la oscuridad. Pero nunca me he perdido en el mar mientras dejaba mi cuerpo flotar y miraba el inmenso cielo azul sin pestañear. Y sólo una vez  me he quedado quieta como un cadáver dentro de la bañera mientras contemplaba cómo el agua se teñía de rojo, para luego dejarla marchar por el sumidero y quedarme sólo con sus lágrimas en mi piel.

Me espera una botella de vodka en la nevera, para brindar con la soledad por mi mala suerte, y tengo mucha sed esta noche, hasta ahogarme con los recuerdos. Las mariposas de mi estómago sólo son polillas que van atraídas hacia la luz del final del túnel. Asesinas suicidas, "cría cuervos y te sacarán los ojos", cría mariposas y te devorarán las entrañas hasta llegar al corazón. Esterilízate de sentimientos y cósete el coño, sobrevivir sola es mejor que morir abandonada. Los cuentos de hadas nunca se cumplen, la única vez que le preparé perdices para cenar estaban rellenas de gusanos. No entendió que nuestro amor era más fuerte que el hedor a putrefacción y cuando se marchó para siempre yo me rompí el pecho contra la barandilla del balcón.

En mi próxima vida quiero ser un pájaro, y volar, y escapar, y ser libre.
Y poder caer en picado siempre que quiera.
Sin notas de despedida.

21/1/14

"Has perdido el acto reflejo de besar."



Una sola copa no sirve para ahogar todas las penas del corazón. Nos desgastamos tanto buscando el Amor, enamorándonos, buscando a la persona que complete nuestras vidas y nuestros sentimientos, que no tenemos control en equivocarnos una y otra y otra vez, y las derrotas pasan factura, los sueños se derrumban con cada amor que muere como una flor deshojada tirada en el barro.

Cada vez necesitamos más copas para poder aguantar la primera cita, para poder volver a ilusionarnos con un futuro color de rosa en un mundo gris. No podemos evitar estar escarmentados del pasado y recelosos por el futuro, pero sonreímos mientras intentamos olvidar cuánto odio y rencor le profesamos a la última persona que amábamos, cómo los gritos ensordecieron los te quieros, cómo llegamos a aborrecer esa caricia por la que al principio nos desvivíamos, y sin saber por qué o cómo ese Amor tan grande que sentimos y que parece tener vida propia siempre acaba muriendo, y siempre nos mata un poco.

El corazón humano es insaciable e incansable, da igual cuántas veces se rompa: puede recomponerse.
Aunque nunca volverá a ser como la primera vez, el dolor es como una sombra que nos acompaña siempre.
Lo que no debemos olvidar es que buscamos a la persona adecuada, no a cualquiera. Que nunca debemos cometer el mismo error dos veces. Que sabemos amar, aunque mil veces nos hayamos equivocado, y que merecemos un buen amor, aunque nuestro corazón ya esté acostumbrado a romperse.

Hay personas que son kamikazes sentimentales y otras que son más reflexivas y precavidas. Las primeras nunca olvidan ni controlan las muestras de cariño, las segundas se dejan las caricias en el pasado y solo besan para robarte el aliento y encender la pasión, pero hay que saber acariciar con los labios sin que eso lleve a nada más que a demostrar afecto y ternura, porque cuando quieres a alguien necesitas sentir su piel a cada segundo.

Pero, sea como sea, siempre recomponemos las piezas rotas, nos secamos las lágrimas, y pese a las desilusiones volvemos a encontrar esperanzas. Hasta podemos aprender a besar otra vez, y las veces que hagan falta.

20/1/14

Todas las flores se marchitan

El otro día viajando en la renfe, tan tranquilamente como siempre, con muchas ganas de llegar a casa, de repente chirría el altavoz y la voz de un hombre nos avisa de que, textualmente: "Han entrado personas sospechosas en el tren, tengan cuidado con sus pertenencias." Primero la cara de todos es de asombro, nos miramos unos a otros y empezamos a intercambiar sonrisas incrédulas mientras, sin poder evitarlo, acercamos y agarramos bien nuestras cosas, aunque nos preguntemos en voz alta: "¿Quién será? ¿Es en serio o nos están vacilando?..." Porque, yo seguro y parece que ellos tampoco, nunca habíamos escuchado algo así antes, un aviso tan disparatado.

Nos calmamos poco a poco, después de exclamar nuestra sorpresa en voz alta, y cada uno vuelve a su entretenimiento pero, aunque no puedo leer la mente, sé que todos pensamos constantemente en esa persona que habrá subido al tren y si ocurrirá algo antes de que nos toque bajarnos, y nuestra mirada se desvía hacia lo largo del vagón por si vemos alguien sospechoso venir.

Yo sigo leyendo un relato erótico, de los que antes me conquistaban, pero ahora tengo que saltarme párrafos de lo aburrido y manido que me parece leer siempre lo mismo. Hay algunas autoras que intentan innovar pero, ¿¡qué pasa?! que se pierde la buena literatura por la novela fácil que pueda leer y gustarle a todo el mundo, y no sé si las autoras podrían ser mejores o de escritoras solo tienen lo que yo de pintora haciendo garabatos en un papel, pero cuanto más leo menos me gustan, y todo está mal escrito porque es tan simple y aburrido y repetitivo y no suelen tener más historia que un polvo tras otro, con leerte uno ya te has leído todos. Yo pongo los ojos en blanco y resoplo y me salto un párrafo tras otro leyendo frases sueltas, y una página tras otra, y por fin lo termino, sin pena ni gloria pero con un mal sabor en el corazón que no se quitará hasta que encuentre el libro que pueda follarse a mi mente y dejarme exhausta tras el orgasmo, y no hace falta que sea un libro erótico para correrme con sus letras.

Cuando guardo el libro en el bolso, más con ganas de romper la ventana de emergencia para tirarlo en la soledad de una tierra árida, se acerca hasta mi bloque de asientos un vagabundo con cara y voz de drogadicto sin retorno pidiendo dinero. "¿Será él?" pensamos todos. Nunca me cansaré de observar cómo cambia el ambiente cuando una persona con mal aspecto llega pidiendo dinero, las vibraciones son más lúgubres, por donde pasa todo el mundo desvía la mirada hacia abajo y hace oídos sordos como si de repente su mente estuviera gritándoles todos los misterios del universo y no pudieran atender a nada más, y ese pobre hombre, culpable o no de sus pecados, pasa inadvertido entre nosotros, sin que nadie se digne ni si quiera a tener en cuenta su presencia, como un fantasma que todavía respira, y su marcha fúnebre arrastra los pies gritando en silencio.

Me gustaría haberle mirado a los ojos y poder decirle "lo siento", porque eres invisible, porque no puedo darte dinero, porque no me fío de ti, porque ya estás juzgado y condenado, porque tal vez eres diferente a lo que pareces y nunca lo sabremos, porque no creo que merezcas mi dinero y me das tanta pena que no puedo ni mirarte a los ojos. Pero nadie es perfecto y todas las fachadas se resquebrajan con el tiempo, si pudieran mirarme dentro... solo soy ruinas, con un bonito vestido y los labios pintados.

14/1/14

Tener agujetas de follar es sentirse amada

Que te tiemblen los muslos y te ardan las entrañas, después de tener a esa persona abrazándote con todo su cuerpo, acariciándote hasta con sus pestañas, recorriendo el camino de las cicatrices en tu piel con su saliva, para curarte y recomponerte y poder verte estallar en mil colores entre sus brazos. Deja que el príncipe azul se destiña bañado en vuestro sudor, que empaña los espejos, y ámale en carne y hueso.

Que solo en la cama se dicen las mayores perversiones, te quiero, no me dejes nunca, quédate conmigo para siempre, sé mía, te amo, cásate conmigo... Y los sentimientos se caen de los labios como deseos estrellados en tus lunares y ni si quiera una caricia puede borrar el rastro de su colisión que no se nota en el ardor del momento que solo quieres más fuego en vuestra pasión.

Déjate las uñas escribiendo un para siempre en su espalda y pierde la voz de repetir sin parar lo mucho que le quieres y que tiemblen las paredes asustadas de tanto amor, y de la furia de necesitar poseer a otra persona y que te falten brazos, piernas, labios para conseguirlo. Vuélvete loca, sin miedo, que el colchón te amortigua la caída al infierno, que el sexo sin excesos, el amor sin pasión, es como un beso con los ojos abiertos.

Follar y hacer el amor es lo mismo si lo haces con la persona adecuada, y cuando te das cuenta de eso comprendes que te hacen el amor cuando te follan como su puta y te pagan con su corazón.

10/1/14

Llevo la tragedia dentro de mí

Un día me dijeron que escribiera una utopía y hablé de un mundo en el que no me tropezaría por llevar los zapatos en el pie equivocado, donde te enseñan que no amar es pecado y poner la otra mejilla es estúpido, donde es obligatorio que al menos una persona en el mundo te quiera incondicionalmente.

Después crecí y aprendí a vestirme sola, y a recolocarme la ropa interior con disimulo, pero nadie me enseñó a amar, ni a defenderme, y sin ayuda solo pude profundizar en el arte de soportar la resaca de intentar crecer demasiado rápido, cambiando la leche por vodka barato.

Nunca quise subirme a unos tacones por miedo a no poder salir corriendo en cualquier momento, pero luego el miedo me paralizaba y da igual quien creas que eres o lo que imagines sobre ti misma, nunca sabes cómo vas a reaccionar hasta que la situación te arrastra. Aprendí por las malas que aunque te quedes tan quieta que ni respires los monstruos siempre te encuentran, es imposible esconderse de ellos, y domesticarlos. Ahora fantaseo con poder sacrificarlos pero nunca puedo correrme imaginando su cadáver todavía caliente.

Y todavía me preguntan dónde dejé los zapatos de charol y la sonrisa perpetua, por qué siempre hay tormenta en mis ojos, qué le pasa a mi voz; siempre afónica de gritar en silencio. Pero no puedo contestar que la inocencia ya solo me parece un rol sexual un tanto enfermizo y que, perversiones a parte, la vida trata solo de fingir ser normal, y solo somos libres cuando nos quitamos todo el disfraz, pero poca gente puede verme así, solo vestida con mi piel y el rimel corrido. Por eso ya nunca salgo de casa, no sé cómo maquillar mi sonrisa si ya he roto todos los espejos y no siento las manos.

3/1/14

Me hago eterna para nunca olvidarte


Seamos inmortales, e invencibles
Juntos, en un beso
De los que provocan terremotos
A pecho abierto

Seamos bellos como un quejido suplicante
De labios sedientos
Los míos, por los tuyos

Te quería como si fueras el primer amor de este corazón pegado a trozos, que cada vez es más frágil y más difícil de recomponer, en el que cada grieta es un precipicio sin ecos. Te quise como si el para siempre fuera ineludible, como si el futuro ya estuviera fotografiado en nuestra pared, donde ya solo quedan recuerdos en blanco y negro. Escuchaba los latidos de mi corazón mientras abrazaba tu ausencia, y no me daba cuenta de que no estabas, porque te sentía conmigo, en mí, pero tú ya no me sentías a mí. No se puede amar en un para siempre, porque nunca se mirará el pasado con los mismos ojos en el futuro. Tus caricias dejaron de hacerme temblar. Mis besos ya no te robaban el aliento. Nos marchitábamos con la evocación de nuestro olor, y el amor es ciego, para cuando notamos nuestros abrazos ajados ya era tarde, nuestro amor no tuvo tiempo de despedirse antes de que tus ojos olvidaran cómo reflejarme. Pero las cenizas han florecido con mis lágrimas y yo nunca olvidaré cómo suena mi nombre susurrado por tus labios, mientras dormías a mi lado. Y si no puedo volver a decirte que te quiero me quedaré sin voz. Y si el para siempre no es contigo no volveré a romperme con nadie más.