21/9/14

tic, tac,,,,,, tic,,,,,, tac



Acostarse tarde. Despertarse tarde. Volver a quedarse dormida nada más parar el despertador, con el móvil en la mano. Hacer todas las comidas a deshora. Vivir tarde, en el pasado. Que se te escapen todos los trenes por segundos, unos cientos. Darte cuenta de que te has equivocado demasiado tarde. Pedir perdón después de última hora, cuando ya no hay forma de volver a casa a tiempo de nada. Que la última sonrisa a destiempo se ahogue en lágrimas. Gritar cuando ya no queda nadie para escucharte, ni el eco del último portazo. Saltar al vacío y que ni el viento te acompañe. Llevar muerta siete años y que tu último latido llegue tarde. Ahí está, persistiendo, ajeno a la realidad. Que tu hora se haya terminado. Y llegar tarde a la muerte.



Nos estamos muriendo. Con cada bocanada de aire que respiramos nos morimos por dentro. Cada día es uno menos, vivimos en cuenta atrás. Vivimos muriendo. ¿Y qué estáis haciendo con vuestra vida? Después no hay nada, olvido y silencio, oscuridad y vacío. Dejar de existir no duele pero da miedo. Lo que duele es la vida. ¿Y qué hacemos con cada segundo de preciada vida, existencia, conciencia de nosotros mismos y el mundo que nos rodea? Perder el tiempo, perder todo el tiempo del mundo en nada importante. Cuántas vidas desperdiciadas. Y quienes piensan que después de la muerte habrá algo, qué cojones importa lo que venga después, estás vivo ahora, vive el ahora, a la mierda el futuro, y el pasado, el presente es la vida, todo lo demás es estar más cerca de la muerte.

Corre, se te escapa el tiempo. "Pronto, siempre demasiado pronto, moriremos todos."



Salta el contestador cada vez que le llamo. ¿Sabéis que el tiempo de vida de las mariposas es tan breve que a veces sólo duran un día? El tiempo necesario para asegurar la reproducción. Es casi ridículo, sólo nacen para crear vida y morir, no tienen más tiempo que el que tarden en fornicar y parir. Incubadoras de vacía existencia. Tan breves, tan efímeras, como nuestro amor. ¿Por qué nos enamoramos una y otra vez? ¿Por qué siempre nos juramos que después del último no vendrán más, como con una mala borrachera, pero siempre volvemos a beber? ¿Por qué creemos que cada vez será diferente? O lo que es peor. No, no sé que es peor. ¿Por qué nos da igual que no sea diferente? Dejamos de soñar con amores eternos y nos conformamos con momentos de felicidad mientras duren, perdemos la esperanza pero no la necesidad. Y amamos como la primera vez y como si fuera a ser la última siempre, cada vez. Odio los finales. Cada día morimos un poco más.