7/9/14

Mis lágrimas rojas no gotean de los ojos azules (II)

Que me ponga cachonda que me follen duro y con violencia no creo que sorprenda a nadie. Siempre se relaciona con la sumisión y el masoquismo pero yo no soy sumisa y no soy masoquista: 1. Perversión sexual del que encuentra placer en verse maltratado y humillado. 2.Disfrutar considerándose maltratado,disminuido,etc.,en cualquier suceso o actividad. Que tenga conductas autolesivas no me convierte en masoquista, ni que me guste el sexo duro, salvaje, violento, simplemente disfruto de los límites y de las sensaciones intensas.

Me preguntaron hace poco que por qué o cómo es que me gusta el sexo violento si yo no he llegado a ello gradualmente, y mi teoría es que como me corto desde los catorce años y el dolor físico para mí no es algo de lo que huir sino algo a lo que recurrir para estar bien, lo he desfigurado hasta convertir lo malo en bueno por necesidad, pues por qué no llevarlo también al ámbito sexual y disfrutar del dolor en el sexo, o más bien de la brutalidad.

El dolor físico, como ya he comentado en la entrada anterior, no cualquier persona puede tolerarlo y muchísimo menos disfrutar de ello y querer, hasta casi necesitar, utilizarlo sexualmente. Todas mis amigas han probado la violencia sexual en alguna ocasión e incluso la autolesión cuando eran adolescentes y ninguna lo ha soportado, excepto yo. No todo el mundo disfruta con el bondage, con los azotes o bofetadas, con la asfixia, con latigazos o fustazos... es imposible. La aceptación del dolor físico es algo que algunas personas pueden desarrollar y acaban convirtiéndolo en algo que les gusta, para mí se convirtió en algo tan normal que para qué estar sufriendo constantemente si puedes transformarlo en algo placentero. Esa es mi experiencia.

Hay una teoría, hasta ahora solo la he escuchado de hombres, y es que con el tiempo te aburres del sexo normal y cada vez vas aderezándolo más con fantasías y fetiches y juegos y juguetes nuevos e igualmente cada vez necesitas más dureza sexual, incluso la pornografía nos embrutece, para estar cachondo y echar un buen polvo, hasta que pasas por todas las "fases sexuales" gradualmente y llegas a la última: el bdsm (por nombrarlo de alguna forma que englobe todo, hay muchas maneras de hacer sexo duro). Estoy de acuerdo, aunque me parece más fácil para el rol dominante que para el rol sumiso que tiene que aprender a jugar con el dolor, y puede no conseguirlo, hay personas que no cambian nunca.

También he estado discutiendo con un amigo si la primera vez que haces algo doloroso, violento, puede gustarte y como ejemplo teníamos las mamadas con arcada y asfixia. Yo digo que una parte muy importante para sentir placer, lo principal me atrevo a decir, es la mente, es quererlo, es fantasear con ello, si no tienes eso no te gustará cualquier cosa que hagas sea dolorosa o no, pero si lo tienes creo que la experiencia sí te gustará aunque no sea físicamente agradable, si te pone cachonda hacerlo lo disfrutarás en alguna medida, no será horrible ni un peaje hacia el futuro. Él dice que es imposible que te guste una mamada la primera vez si te la mete hasta la arcada. Que un hombre hetero me dé lecciones sobre mamadas me parece muy divertido, pero poniendo otro ejemplo más personal puedo echar sus creencias por tierra: la primera vez que me azotaron me dolió, al día siguiente tenía moratones en el culo, y lo disfruté muchísimo, me puso muy cachonda porque llevaba mucho tiempo esperándolo. Así que, ¿a todo el mundo? No, ¿a quien lo desea? Sí, ¿se puede aprender? Sí y no.

Lo mismo pasa con el lenguaje sucio, no a todas las mujeres les gusta, algunas creen que si les llaman puta durante el sexo es un insulto, no van a ponerse más cachondas con las obscenidades, como que te diga que eres una guarra y que vas a follarte a todos sus amigos cuando termine contigo, que van a llenar todos tus agujeros, mientras te sujeta del cuello y te taladra con su polla. No todas pueden correrse en ese escenario, yo sí.

"Oh, cariño, soy tu puta, hazme todo lo que quieras."
"Hazme daño, amor, por favor."