4/5/14

Hay que enseñar a admirar las imperfecciones tanto o más que la belleza


Lo que nos hace únicos y diferentes son los detalles que otros marcan como defectos. Todos tenemos que ser perfectos pero la única forma de conseguirlo sería que no existieran diferencias entre nosotros, ni siquiera en nuestros lunares. Nada que señalar, ningún yo en el espejo, siendo un nosotros, copias de nadie en particular. Pues os voy a revelar un secreto: no existe la belleza, solo la atracción, y cada persona tiene visiones diferentes de la perfección. Y aun así la sociedad logra imponernos unos estándares de belleza, imposibles, y nos los creemos... Yo tampoco le encuentro la lógica, pero.... La dictadura de la moda manda, y yo me cago en las putas modas. Puedo ser más educada pero no decirlo más claro.