10/2/14

No dejes de mirarla, no pestañees, no le des la espalda, y verás tras las grietas de su careta.

Un reflejo sin sonrisa me observa esperando que le dé algo de vida, sus ojos brillan en la oscuridad. Solo hace falta un pestañeo para despejar las pesadillas, y un eco que no se canse hasta despertarte. Llegas tarde... a tu propia vida. En algún momento debes empezar a moverte , y ahora es ese momento.

Todavía es ese momento
Lleva siendo ese momento cada día de mi vida
Y siempre lo será
Podré desaprovecharlo eternamente

Sigue buscando la luz al final del túnel, durante el día, porque te da miedo la oscuridad, y seguirás encontrando sólo baldosas desgastadas que quieren hacerte la zancadilla. Sigo tan perdida como el día en que me di cuenta de que tenía que encontrarme, tal vez no haya nada que encontrar. Puedes incluso intentar hacer un trato con el demonio para tener un futuro, y que en el último momento no pueda llevarse a cabo porque no hay nada con que pagar, un beso sin alma no sacia la sed.

Soy una mujer que ya no es hija y tampoco es madre
Soy una amante que no sabe amar y que nunca ha sido amada
Soy una mujer que nunca lleva tacones y todavía juega en los columpios
Soy un pasado que no lleva a ningún futuro

Y sigo dando vueltas sobre mí misma buscando un faro que me lleve a casa

Me refugié en las letras, para intentar buscar en mi interior vomitándome sobre una hoja en blanco, y me desespero sin inspiración, mi musa se ha suicidado porque me repudiaba y el sonido de la cuerda colgando de la lámpara no me deja concentrarme, nunca deja de balancearse y todo mi mundo se derrumba con ella, me mareo y solo vomito bilis, me pudro por dentro mientras ella se descompone y la rosas que nacen de sus entrañas están marchitas como mis lágrimas.

Podría estar engañándome a mí misma y al mundo entero durante toda mi vida, aunque soy una pésima mentirosa pero sólo cuando lo hago adrede, toda mi existencia es una farsa bien disimulada. Ser una mujer que escribe no me hace escritora, sonreír no me hace feliz, buscar no significa saber lo que quieres encontrar, levantarse cada mañana no es vivir, aunque lo parezca. Parezco tantas cosas...

Pero solo soy un rostro con ojos azules
Sonrisa nerviosa
y mil millones de defectos imperdonables.
Todo lo demás es mentira