31/12/13

Juguemos a querernos


Dime palabras bonitas, quiero escuchar poemas de amor de tus labios, recitales obscenos de emociones robadas, sentimientos prestados, no hace falta que salgan del corazón, no hace falta que sean verdad, solo dame una mentira que me haga sonreír, que me ayude a respirar. Un gemido de vida. No pido tanto, una falsa felicidad, que tal vez pueda durar hasta más que una verdadera. Enamorémonos del amor, de esa ilusión que nunca cambia, y compartámoslo. Esa mentira sería más fácil que la verdad, y menos dolorosa. Finjamos, mintamos, vivamos del sueño y no de la realidad. Seamos Amor. Olor a rosas, sin intentar robarlas, solo admira su belleza, que las espinas envenenadas no nos arañen. Sobrevivamos intactos, al borde del precipicio, sin dejarnos caer, no hace falta intentar volar, solo siente la caricia del viento. Nada más, no busques el todo, o lo perderás.

Bésame, hasta que nos desbordemos, y ya no quede nada que saborear.

Solo hay una regla: que el juego nunca se haga real.

Es fácil, dos juguetes rotos no sirven para más.