24/11/13


      Te clavas en mí,
      Penetrando mi alma,
      Y mi cuerpo se abre a tu paso.
      Conquistador de lágrimas y tempestades.

      Mi carne se separa para besarte,
      Y la humedad emerge,
      Y goteo,
      Como si mi cuerpo llorara el presente,
      Y el pasado,
      Sin futuro.

      La sangre se escarcha sobre mi piel.
      Mientras mis ojos secos me miran,
      Reflejados en el cristal roto,
      Que sujeto entre mis manos.
Sonrío,      
Y mis labios inexpertos,      
Se parten de miedo,      
Y se tiñen de sangre.      

Y eso es lo único que soy,      
Que sé ser,      
Que puedo ser.      
Costras de sangre seca.      

Y moriré esperando,      
Una limpieza a lametazos.