24/2/18

Corto - I'm here

Puede verse en Vimeo - enlace para verlo -

CRÍTICA CON SPOILERS  el corto sólo dura media hora así que podéis verlo y después leerme, pero como tampoco lo recomiendo podéis sólo leerme que es más rápido y entretenido.



Este corto nos presenta una historia de robots que poseen IA en un mundo futuro donde convivimos con ellos pero sólo los vemos como mano de obra, inferiores, sin los mismos derechos que los humanos, sin humanidad. Empieza con un ambiente sombrío, deprimente, los robots siguen sus rutinas con inercia y sin emoción, sin personalidad, sin alma, atormentados por la discriminación que sufren, tanto que se lo creen y se tratan a así mismos como seres inferiores.

Representa muy bien la diferencia de clases y la discriminación de nuestra sociedad real, en los robots la clase obrera y en los humanos la clase alta, los que te miran por encima del hombro cuanto se dan cuenta de que existes bien sea porque te necesitan para algo o porque tienen algo que reprocharte. Como si lo que nos diferencia fuese divino y trascendental, inmutable, una ley como la gravedad, quienes nacen con el poder de gobernar y quienes nacen con el deber de obedecer.

Volvamos al corto. Todo cambia cuando el robot protagonista, Sheldon, se fija en una chica robótica que está conduciendo un coche y riéndose a carcajadas, lo cual ofende mucho a una persona que tiene a su lado en la parada del autobús porque los robots no pueden conducir, me atrevo a decir incluso que está mal visto que expresen tanta felicidad. Conocer a esta chica le cambiará la vida, llenándola de pasión. Y aquí es donde la historia empieza a torcerse.

Junto a la chica él va liberándose de la presión que siente y aprende con ella a divertirse, a disfrutar, a vivir, y en ellos vemos reflejadas las ilusiones y esperanzas de dos personas que quieren brillar, volar, ser libres, en un mundo que no se lo permite. ¡Estoy aquí, existo, quiero vivir! Si la historia hubiese seguido este camino, profundizando en ello, en la necesidad de sentir que existes como persona independiente y libre más allá de tus obligaciones impuestas y tu jornada laboral y todo lo que la sociedad te exige que sacrifiques, lo habría disfrutado mucho, pero no.




La trama se retuerce y se distorsiona hasta convertirse en una historia de amor que algunos definen como conmovedora pero yo la califico más como tóxica y aterradora. La historia se convierte en un monstruo del amor cuando la chica robótica (no recuerdo su nombre) pierde un brazo en un concierto, mientras bailan es arrastrada por la multitud y se lo arrancan; no, no estaban en un concierto de Marilyn Manson pero bueno, así que Sheldon se sacrifica por ella en una muestra de amor y le entrega su propio brazo.

Después seguimos viendo cómo viven su amor, ella es más vivaracha y alocada y él la quiere con adoración, entonces ella se tropieza no sabemos cómo pero pierde media pierna, tal vez es tan despistada que la ha atropellado un coche pero me lo estoy inventando para darle lógica porque sólo sabemos que se le arranca media pierna de cuajo, y aquí empieza a chirriar y desmoronarse todo, ya no sólo la historia de amor sino la trama que no se sostiene a sí misma, porque Sheldon, que es puro amor, le entrega su pierna para ayudarla y aquí veo dos problemas: primero, que ella la acepta pese a tener ya su brazo, egoísmo y toxicidad al límite, y segundo, la gran pregunta que nos hacemos todos ¿no hay piezas de repuesto? ¿en serio? ¿tampoco para él después que tiene que ir cojo y manco por la vida? En este punto resoplo porque ya se ha ido todo al traste pero sigue cuesta abajo y sin frenos.

Así que ella sigue con su vida como si nada y él con la suya como puede, voy a inventarme que las piezas de repuesto son carísimas y que aunque él no va a poder desempeñar bien su puesto de trabajo a nadie le importa porque para qué la lógica y su razón de existir si podemos ser pedantes y aplaudir sólo por el nombre del director, pero ya me relajo y continúo aunque no voy a sorprenderos, en la trama final llega la última catástrofe, la última prueba de amor, la imbécil que es más torpe que Bella Swan caminando sobre hielo tiene otro terrible accidente y esta vez pierde la mitad de su cuerpo, estoy conteniendo la risa y las ganas de gritar, así que el pobre enamorado de Sheldon, que ya me está cayendo mal también, decide sacrificarse por ella y entregarle su cuerpo, ¡pero hay más! porque al final los dos salen del hospital, ella en una silla de ruedas acunando la cabeza de Sheldon que la mira con amor porque sigue vivo y esta es una historia de amor maravillosa y yo estoy flipando.

¿Qué ha pasado? ¿Dónde queda el "I'm here"? Olvidado. Aunque ahora que lo pienso el final tiene mucha gracia desde el humor negro porque Sheldon "ya no está". Tal vez el corto tenía alma de chiste macabro sobre el amor, porque para más no da, si es así funciona... pero no.

Así que el corto quiere pero no llega a filosofar sobre la existencia y la discriminación, quiere pero no llega a ser una historia romántica, y todo esto envuelto en una atmósfera de ternura y esperanza un tanto melancólica que no pega con ninguno de los intentos que no llegan a ser.

Y sólo quiero decir una última cosa innecesaria: no hay que sacrificarse para amar, entregar todas tus piezas a otra persona hasta que dejas de ser tú mismo, hasta que dejas de ser, no es amor, es horrible, he sentido muchísimo asco al ver el final que intentaba vender como bello un amor monstruoso.


19/2/18

Devilman Crybaby

Devilman Crybaby  (anime) 1 temporada


Este anime ha causado sensación, controversia, opiniones muy dispares y un fandom desmesurado. Está basado en un manga que ya tuvo una temporada de anime de cuarenta episodios en 1972, esta versión solo tiene diez episodios de veintidós minutos cada uno. Las reacciones que ha provocado son exageradas tanto para bien como para mal, lo que más ha causado polémica ha sido su falta de censura, algo inusual en el anime, muestran sexo y violencia de forma explícita, lo cual entiendo que si tienes doce años te sorprenda y apasione pero no con lo creciditos que estamos, y esta serie no es precisamente para niños, parece que en el fondo la sociedad sigue siendo un pajillero virgen pre-adolescente, va tocando madurar. Yo soy la primera que se lanza de cabeza a por cualquier serie o película de acción con violencia bruta porque me fascina pero también hay que saber mirar más allá, y como buena fanática de la acción no me ha escandalizado ni sorprendido ninguna escena, no es para tanto.


Dicho esto, la serie me ha gustado mucho y la sensación al terminar de verla todavía puedo sentirla, dejar ese poso que perdura no es fácil y lo valoro mucho, la verdad es que me sorprendió y sin darme cuenta me atrapó por completo, y me impactó mucho el final, eso es lo que se me ha quedado dentro.

La serie es muy peculiar, excéntrica, extravagante, rara de cojones, incluso el dibujo puede provocarte rechazo, tienes que dejarte llevar o no te gustará, aunque después de cada capítulo te quedes con cara de estar flipando ese es uno de sus puntos fuertes, hay que aprender a disfrutar de las sensaciones que ofrece, al final todo tiene sentido y mientras llega solo hay que disfrutarla con calma. No es una historia muy profunda porque no le da tiempo, que es lo que esperaba y al principio me decepcionó un poco encontrar casi solo acción y la típica moralina básica del bien contra el mal, pero conforme avanza la trama también se retuerce un poco, y ha conseguido emocionarme, no quiero crear grandes expectativas porque es una opinión muy personal, esta no es una serie para cualquiera, y el final tampoco es para tanto pero por algún motivo a mí me ha fascinado, tanto que me gustaría volver a verla ya que es muy corta y se pasa muy rápido.

Creo que es una serie que soportaría muy bien un segundo visionado e incluso que podría ser necesario, porque mientras la veía las sensaciones eran agridulces y demasiado extrañas como para asentarse bien, te descoloca mucho, me gustaba pero no me impactaba y lo curioso es que al terminar me emocionó muchísimo, no solo por cómo termina sino por el conjunto de todas las sensaciones y emociones que arrastras y explotan con el final, y después cuando piensas en todo ello. Los últimos episodios son muy trepidantes, dramáticos y profundizan más, pero tal vez han querido contar demasiado en poco tiempo, no lo sé pero hay algo que impide que cohesione bien.

Así que tenemos demonios, posesiones, acción, violencia, sexo, y entre todo esto quiero destacar la parte artística más poética que consigue resaltar sin quedar mal, es un poco arriesgado pero queda perfecto, como un trazo de color en un lienzo de grises, y me refiero al rap, sí, hay un grupo de personajes secundarios que cantan rap, creo que en todos los capítulos hay una canción, y las letras son impresionantes y lo que provocan con todo el conjunto es muy emocional, te sacan de la fantasía para crear un ambiente callejero, mundano y bello. De hecho tengo tres escenas favoritas, una es el final que no puedo contarlo, otra es del principio cuando el demonio se mete en el cuerpo del protagonista, y la tercera es un momento en que dos personajes secundarios se conocen, uno de ellos es un chico rapero y canta una canción como para presentarse y es brutal, ese momento es arte. La banda sonora también es destacable.

Aunque no sea perfecta puedo decir que me ha encantado, puede no gustaros pero yo os animo a darle una oportunidad hasta el final, y no busquéis nada de información ni imágenes porque os podéis comer el gran spoiler.




11/2/18

Saga Cloverfield

La primera película de la saga Cloverfield, Monstruoso, acabo de volver a verla porque no recordaba casi nada y me ha gustado mucho, me ha atrapado con la tensión y acción que ofrece de una forma muy curiosa: con cámara en mano de los personajes durante la destrucción de Manhattan y una cuenta atrás para sobrevivir a lo que les está atacando... la historia está muy bien desarrollada, el ambiente te sobrecoge, tiene personajes carismáticos y un gran final.

*En filmaffinity la he puntuado con un siete.

La segunda película, Calle Cloverfield 10, pude verla en el cine sin recordar la primera e incluso sin saber que pertenecía a esta saga, y me gustó muchísimo, te envuelve con una tensión e incertidumbre muy opresivas que van en crescendo hasta el final, es agobiante y emocionante y los personajes/actores son oro puro. Desde el primer minuto hasta el último creo que es impresionante. Además, conmigo jugaba con el factor sorpresa y consiguió manejarme a su antojo, confundirme, hacerme cambiar de opinión y llevarme de un lado a otro y de un personaje a otro sin estar segura de nada hasta el final, fue una experiencia muy impactante y cuando llegó el final quería aplaudir de la emoción, brillante, porque al no saber nada de la primera no tenía ni idea de que podía ocurrir algo así y fue grandioso.

*En filmaffinity la he puntuado con un ocho.

Y ahora tenemos la tercera película que acaba de estrenarse en Netflix, The Cloverfield Paradox. Nada más terminarla he sentido que me ha dejado un poco fría, es entretenida, me ha gustado lo suficiente, tiene buenos momentos pero también tiene fallos gordos, tiene momentos cutres y algunos puntos de humor que me han molestado mucho cortándome el royo, creo que desentonan con el ambiente de la película y de la saga que tiende a ser muy seria y oscura, además si has visto las anteriores empiezas muy rápido a saber por dónde tira la historia y es muy predecible todo, creo que podría haberse hecho de forma más interesante y jugosa, sobre todo si hubiesen creado un ambiente mejor, más a la altura de la saga porque si la comparas con las anteriores no da la talla. Mi conclusión es que la película puede verse y es entretenida, tiene algunos momentos de tensión interesantes y te mantiene enganchado porque esperas ese momento en que brille, el problema es que no sucede, y cuando la terminas y piensas en ella todos los fallos pesan más y te deja un sabor amargo y mediocre, así que en realidad no me ha gustado.

*En filmaffinity la he puntuado con un cinco.

Por cierto, las películas pueden verse de forma independiente o desordenada, así que quiero haceros una recomendación a quienes no hayáis visto ninguna todavía: No busquéis información ni nada y alterad el orden al verlas, primero Calle Cloverfield, porque es la mejor y para mí verla sin relacionarla con la primera parte ni con la saga fue glorioso, dejar que te sorprenda completamente es una experiencia casi religiosa, y luego si os gusta veis Monstruoso y para terminar Paradox porque da respuestas y encaja todas las piezas.

Aunque la tercera película no esté a la altura de las anteriores creo que en conjunto es una saga (por ahora trilogía) muy potente y de visionado imprescindible para amantes del cine.